Monthly Archives julio 2016

La empresa y el impacto social (I): licencia social para operar

n14_Editorial_julio 2016

Este es el primer artículo de una serie de tres artículos que van a tratar la temática referida a “La empresa y el impacto social”.

Una de las características definitorias de la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, corresponde a la consideración y evaluación del impacto social que, por la propia actividad de la organización, provoca en la comunidad dónde opera.

A partir del impacto social, para las decisiones que se toman dentro de una organización, se propone incluir cinco consideraciones a tener en cuenta a la hora de pensar y tomar dichas decisiones. Se mencionan a continuación:

  1. La afectación y la repercusión social que genera esa decisión.
  2. La segmentación de dicha afectación por esa decisión, en grupos de interés.
  3. Las consecuencias a nivel organizacional, en recursos, procesos y procedimientos.
  4. Las consecuencias que afectan a la cultura (ámbito interno) y a la reputación (ámbito externo).
  5. Afectación en los resultados tangibles (incremento de ventas) e intangibles (imagen de marca).

Es conveniente que una organización, en su relación bilateral con la comunidad dónde opera, deba de adoptar una serie de manifestaciones con la clara voluntad de establecer una relación, diálogo y comunicación positiva, amistosa y ciudadana con la comunidad. Proponemos las siguientes manifestaciones que se deben comunicar a todos los grupos de interés:

  • Compromiso: relación de obligaciones que la organización se compromete a adoptar en su relación con la comunidad.
  • Contribución: relación de actividades y acciones definidas con objetivos y metas a alcanzar, para ser un miembro activo e integrado en la comunidad.
  • Propósito: determinación firme de llevar a cabo las obligaciones, las actividades y las acciones anteriores, a incorporar en la misión y visión de la organización.

A partir de estas manifestaciones, la organización obtiene la denominada “licencia social para operar”, que le otorga la comunidad en forma de reconocimiento e integración satisfactoria y plena en la misma. Por lo tanto, los restantes miembros de la comunidad aceptan de buen grado que la organización conviva con ellos.

Para que esa licencia social se renueve, debe de existir un escrutinio social basado en las siguientes apreciaciones:

  • Análisis de la actividad de la organización y el impacto que genera, repercusiones materiales e inmateriales.
  • Análisis de la relación bilateral mantenida, a partir del diálogo y la comunicación existentes, si ha sido transparente, fluida y constructiva.
  • Análisis de la información y reporte que la organización proporciona, su veracidad y rigurosidad.
  • Análisis de las alianzas y otras acciones que favorecen el desarrollo sostenible de la comunidad, con resultados tangibles e intangibles.

La organización deberá preocuparse de encontrar los representantes tanto públicos como de la sociedad civil representativos y portavoces de la comunidad dónde opere.

Desde Responsablia, como consultoría especializada en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, a partir de la incorporación de la RSC en las organizaciones, ayudamos en la gestión del impacto social, con acciones de asesoría, formación y sensibilización que, entre otros beneficios, otorga a la organización la “licencia social para operar”.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Entrevista a Arcadi Oliveres

arcadioliverasArcadi Oliveres es Doctor en Ciencias Económicas; Profesor titular del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona; Profesor en diferentes doctorados, masters, posgrados y asignaturas de libre elección en la Universidad de Barcelona, Universidad Politécnica de Cataluña, Universidad Rovira i Virgili, Universidad de Lleida, Universidad de Girona.

Es Presidente del Patronato de la Universidad Internacional de la Paz de Sant Cugat del Vallès; Miembro de la Sociedad Catalana de Economía; Presidente de la ONG “Justicia i Pau” en Barcelona (2002-2014); Co-Impulsor del movimiento social “Procés Constituent”.

Es autor de los libros:

Contra el hambre y la guerra”. Angle editorial (Barcelona, 2004). Tercera edición.

Un altre món”. Angle editorial (Barcelona, 2006). Segona edición.

El meu camí cap a la utopia”. Angle editorial (Barcelona, 2008).

Aturem la crisi”. Angle editorial (Barcelona, 2010).

Autor de diferentes publicaciones en los siguientes campos de investigación: Relaciones Norte-Sur. Deuda externa. Comercio internacional. Cooperación al desarrollo. Gobernabilidad económica mundial. Mundialización. Ética y economía. Economía de la defensa. Gasto militar. Industria y comercio de armamento. Reconversión. Desarmamiento frente desarrollo.

  • Entrevista:

Responsablia: ¿Cómo te defines a nivel personal y a nivel profesional?

Arcadi Oliveres: Como economista heterodoxo, pacifista irrenunciable y ciudadano de un mundo que ha de ser sin fronteras.

Responsablia: Como Ex-Presidente de la ONG “Justicia i Pau”, dedicada a la promoción y defensa de los derechos humanos (también a la justicia social, la paz y el desarme, la solidaridad y el respeto al medio ambiente), ¿Crees que el auge de la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, ha favorecido a que se fomente y promueva el respeto a los Derechos Humanos, dentro y fuera de la organización?

Arcadi Oliveres: Creo que aunque partiendo de principios bien intencionados, su aplicación no ha sido fructífera. Cuando analizamos las empresas que ocupan los primeros lugares en los rankings de la RSC nos damos cuenta de que son las más impresentables del país o incluso del mundo.

Responsablia: Según tu dilatada experiencia en el mundo de las ONG, ¿Has percibido una mayor acción social de las empresas?

En este sentido, ¿Cuáles son las fórmulas principales que emplean las empresas para desarrollar su acción social?

Arcadi Oliveres: He percibido muy escasa acción social en las empresas con voluntad lucrativa (a excepción de las cooperativas y de algunas micro-empresas) , regidas con el único objetivo de maximizar el beneficio y que cuando actúan con “vocación social” lo hacen con vistas a desgravaciones fiscales o a efectos de puro marketing.

Responsablia: Existe mucha confusión sobre los términos RSC, Responsabilidad Social Corporativa, y acción social, y muchas veces se solapan. En este sentido, ¿Cómo defines la RSC de una organización?

¿Cuáles deberían ser los elementos característicos que hagan efectiva y creíble la RSC en las organizaciones?

Arcadi Oliveres: Responsabilidad social se tiene cuando se pagan salarios superiores a los marcados por la ley, cuando no se produce fraude fiscal, cuando se tiene un exquisito cuidado medio-ambiental y cuando se ejerce la solidaridad en el entorno social, próximo o lejano.

Responsablia: La sociedad civil está reaccionando de diversas maneras, fórmulas y acciones a la situación de crisis y de cambio existentes. En tu opinión, ¿Las empresas han reaccionado y se han adaptado de la misma manera?

¿Se ha modificado la forma de actuar y de pensar de las empresas, ante la nueva situación global de la economía y del mercado?

Y en el terreno educacional y formativo, ¿Cuáles crees que deberían ser las guías formativas en las empresas, para adecuarse al entorno y contexto actuales?

Arcadi Oliveres: Las empresas – hay que diferenciar sin embargo entre grandes, medianas y pequeñas.-, se han adaptado tan solo en la medida que pretende seguir garantizando su obtención de beneficios. Habría que pensar en la distribución del trabajo, en reducir enormemente la horquilla salarial, en abandonar el pago de “bonus” diversos a sus directivos y dejar de contemplar a los dividendos empresariales – éticamente difíciles de aceptar – como guía del comportamiento de los responsables empresariales.

En el ámbito formativo deberían cambiarse radicalmente los planes de estudios de las facultades de economía y de las escuelas de negocios, tenazmente – y absurdamente –, ligados a la cuenta de resultados y al crecimiento constante sin sentido alguno.

En el ámbito informativo deberíamos desligarnos de los grandes medios de comunicación, casi siempre manipuladores y ligados a grandes intereses económicos.

Responsablia: Por último, te pedimos que compartas con nosotros una frase, un libro y un referente que te hayan influido en tu desarrollo personal y profesional.

Arcadi Oliveres:

Frase: “Cuando creas que todo se termina, vuelve a empezar”.

Libro: José Mª Tortosa: “El juego global”.

Referente: José  Alberto (Pepe) Mújica. Expresidente de Uruguay.

Responsablia: MUCHAS GRACIAS Arcadi por contestar nuestro pequeño cuestionario, ha sido un placer contar contigo en nuestro catorceavo número del boletín de RESPONSABLIA. Espero haya sido de interés para nuestros suscriptores y lectores del boletín, a los que enviamos un afectuoso saludo.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

El valor compartido (III): gobierno y dirección

n18_El valor compartido (III)_gobierno y dirección

La nueva empresa, que aparece de forma simultánea al surgimiento de la nueva era, la “era de la sostenibilidad”, se la define como una “empresa disponible”, e incluye en su misión la de generar valor compartido.

Una de las implicaciones que conlleva la generación de valor compartido es la denominada “gobierno y dirección”, que se va a desarrollar en el presente artículo.

A partir de la inclusión en la misión de la generación de valor compartido, se incorpora la RSC, Responsabilidad Social Corporativa en la estrategia, gestión y operativa de la organización.

Pero la apuesta por la generación de valor compartido, tiene implicaciones para la dirección de la organización. Se contemplan, entre otras, las siguientes implicaciones en la gestión:

  1. Alineación estratégica efectiva entre la Propiedad y la Dirección.
    Debe comunicarse de forma clara desde la Propiedad hacia la Dirección de la asunción del objetivo organizacional de generar valor compartido.
  2. Buen Gobierno: control, seguimiento y reporte.
    Debe constar como uno de los criterios de Buen Gobierno, la generación de valor compartido, evaluando de forma permanente su aplicación y reportando los logros obtenidos.
  3. Nuevo estilo de Dirección. el liderazgo responsable.
    Se desarrolla con delegación de funciones, con cooperación, con co-gestión de equipos, con aplicación a la consecución de logros y metas y con participación de los grupos de interés.
  4. Remuneraciones aplicables a este objetivo organizacional.
    Establecer una remuneración en función del logro del objetico de generación de valor compartido, ya sea una base porcentual o un importe fijo sujeto a la gradación en la consecución del objetivo, según indicadores de gestión aplicables para tal objetivo.
  5. Identificación e interacción con los grupos de interés.
    El valor compartido es evaluable en gran medida a partir de la satisfacción de los grupos de interés, a partir de la obtención, entre otros factores, de la “licencia social para operar”.
  6. Consideración y medición del impacto social y medioambiental.
    Otro elemento evaluable en la generación de valor compartido son los esfuerzos dirigidos a la correcta gestión del impacto social y medioambiental generados por la actividad de la organización.
  7. Inclusión en la base de la cultura de la organización.
    A la inclusión del objetivo de la organización de generar valor compartido, incluido en la misión y visión, se le añade este elemento como un valor añadido al resto de valores que fundamentan el comportamiento de la organización, a nivel interno y externo.
  8. Implicación de toda la organización.
    El alcance se extiende también a la cadena de valor, a las subcontratas, a los colaboradores, a las alianzas y sinergias y a las personas y grupos de personas que tienen una relación directa con la organización. Todos unidos y alineados en la consecución de este objetivo.

Aplicando estos elementos de gestión, se garantiza la incorporación de la generación de valor compartido como uno de los objetivos estratégicos de la organización.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

El buenismo (I): desear y practicar los buenos días

n18_El buenismo, desear y practicar los buenos días

El nuevo ciudadano, definido bajo la denominación de “ciudadano moral”, aparece de forma simultánea con la nueva era, “la era de la sostenibilidad”, a partir de su compromiso social adquirido, lo desarrolla bajo la óptica del “buenismo”.

La definición que da Wikipedia al término “buenismo” es la siguiente: “es un término acuñado en los últimos años, y aún no recogido en el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española), para designar determinados esquemas de pensamiento y actuación social y política (como el multiculturalismo y la corrección política) que, de forma bienintencionada pero ingenua, y basados en un mero sentimentalismo carente de autocrítica hacia los resultados reales, pretendan ayudar a individuos y colectivos desfavorecidos o marginados.

A partir de esta definición, que sigue una correlación entre el compromiso social que adquiere en su ADN el nuevo ciudadano y su realización y manifestación a partir de la óptica del buenismo, conviene explicar cómo desarrollar día a día esta óptica. Es lo que se pretende en el presente artículo.

El buenismo se practica cada día bajo un simple pero a la vez ambicioso lema: Desear y practicar los buenos días.

Las implicaciones que se proponen a la hora de aplicar cada día el buenismo, frente a su no aplicación, serían las siguientes:

  • Cooperación frente a competencia.
  • Bien común frente a bien propio.
  • Participación frente a apatía.
  • Voluntariado frente a inacción.
  • Ayuda personal frente a ayuda pública.
  • Retorno emocional frente a retorno material.
  • Presencia activa en la comunidad frente a la pasividad.
  • Fomento de la cultura pacífica frente a la cultura judicializada.
  • Favorecer inclusión frente a la exclusión.
  • Salir de la zona de confort frente a acomodación.

En un artículo anterior se mencionó que “el esmero del ciudadano moral será el de utilizar la ética y la transparencia como guía en una triple dimensión: para su comportamiento, para sus relaciones con los demás y en sus decisiones para efectuar unas actividades u otras”.

Ya se hizo en otro artículo anterior, pero de nuevo es preciso recordar que la moral es una ciencia que estudia el bien en general. Por lo tanto, como el nuevo ciudadano practica el buenismo, se le ha propuesto denominarlo como “ciudadano moral”.

Y en la práctica, el nuevo ciudadano, ejerciendo y ayudando a conseguir que sea así tanto en su comportamiento cómo en sus relaciones con los demás y con el medio natural.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

ENTREVISTA A: XAVIER PLADEVALL

xpladevallXavier Pladevall es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por Management School, Diplomado en Ciencias de la Comunicación y Relaciones Publicas por la Escuela Industrial de Barcelona; Licenciado en Dirección Comercial por EADA; Licenciado cómo “Experto Inmobiliario, Graduado en Estudios Técnicos de la Construcción” por la Universidad de Alcalá de Henares Madrid; Master en Ciencias de los Negocios por la Boston University. (M.B.A.); Master de ”Estrategias de Marketing” por el Instituto Superior de Marketing de Barcelona; Diplomado en Técnicas de Motivación por la UPC y finalmente, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales por la UPC (3 especialidades).

Desde el año 1994 y hasta la actualidad, imparte conferencias y seminarios para diferentes empresas, instituciones y escuelas de negocios, en materias como la comunicación, la gestión, y la prevención de riesgos laborales (PRL) y sus responsabilidades jurídicas.

Al mismo tiempo ocupa cargos de Consejero en materia de seguridad en varios Consejos de Administración y Comités de Dirección. Por citar algunos ejemplos: Grupo Sapa, Grupo Hydro Aluminio, Cantalou, Abertis, Grupo Flex & Gate, Zambón, etc.

En la actualidad es Gerente-Director General de AP Europreven (SPA, Servicio de Prevención Ajeno) y Gerente-Director Técnico de Fahrenheit Consultors, consultoría especializada en la organización, gestión y optimización de recursos en el ámbito preventivo.

Con anterioridad había ocupado la responsabilidad técnica y de PRL en diversas empresas, así como otros cargos directivos y como administrador.

Entrevista:

Responsablia: ¿Cómo te defines a nivel personal y a nivel profesional?

Xavier Pladevall: A nivel personal : persona dinámica, creativa y proactiva, celoso de mi familia, amigo de mis amigos y dispuesto a ayudar al que lo precise si la causa es justa. “Una buena persona”.

A nivel profesional: me considero un buen comunicador, serio, riguroso, con una marcada vocación de servicio (ayudar a las empresas a disminuir su accidentabilidad, haciéndoles rentable su inversión preventiva).

Responsablia: Como Gerente-Director General de AP Europreven (SPA), a partir de tu dilatada experiencia en materia de seguridad y salud laboral, ¿Crees que existe una correlación entre las empresas que incorporan en su estrategia y gestión la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, y una menor accidentalidad?

Xavier Pladevall: si, por supuesto, en mis 27 años de experiencia en este sector he podido constatar que las empresas que activa y voluntariamente contribuyen a la mejora de la sociedad, son empresas éticas, sensibles y comprometidas con sus trabajadores efectuando una gestión responsable de sus recursos  para conseguir  no solo cotas de accidentabilidad 0, si no que en la inmensa mayoría de casos son “Empresas Saludables”, ambicionando la mejora mejorar sistemática de la salud de sus trabajadores mediante  campañas de promoción de la salud.

Responsablia: Como Gerente-Director Técnico de Fahrenheit Consultors, consultora especializada en la organización, gestión y optimización de recursos en el ámbito preventivo, ¿Cuáles son las claves para que una empresa sea eficiente en esta materia?

Xavier Pladevall: sin duda alguna la eficiencia viene dada por la consecución del objetivo “Accidentabilidad 0” con los mínimos recursos posibles. Esto que se dice tan fácil es una tarea harto difícil, pues solo se consigue cuando conseguimos implicar a todos los estamentos de la empresa en la consecución del objetivo y para ello debemos mejorar la percepción del riesgo de todos los miembros de la organización, dotar de medios adecuados para el desarrollo de las tareas encomendadas y establecer un sistema de seguimiento y control en ningún caso sancionador, si no centrado en fomentar actitudes y desarrollar las habilidades  de los trabajadores y mandos de la organización.

En este sentido, ¿Sería un factor clave la implementación de la RSC, Responsabilidad Social Corporativa?

Si por supuesto, una empresa responsable siempre velará por preservar la integridad física y mental del trabajador y de sus familiares, poniendo cuantos medios (técnicos, tecnológicos, humanos, etc.) sean necesarios, para minimizar el factor riesgo evitando así accidentes y enfermedades profesionales.

Responsablia: En breve se va a implantar la ISO 450001, que regulará el “Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo”, en sustitución de la OHSAS 18001. ¿Crees que la integración con los otros sistemas de gestión “bajo sello ISO” favorecerá la gestión preventiva de la organización?

Xavier Pladevall: la búsqueda de un sistema perfectamente integrado se ha convertido desde hace tiempo algo parecido a la búsqueda “del Dorado”. Deberíamos empezar por preguntarnos ¿integrado con qué? Hay dos miradas: la macro y la micro.

La mirada macro se refiere a que cada sistema de gestión debe estar alineado con los resultados de la empresa como un todo, la organización inicialmente debe arrojar resultados económicos para salvaguardar su supervivencia y debe tener un comportamiento adecuado con su entorno y su gente.

La mirada micro se refiere a que cada sistema no genere ineficiencia, registros o procedimientos duplicados, trabajos en contravía, rivalidades entre líderes de cada sistema, saber en qué se diferencian y en qué son similares es una tarea clave.

En cuanto a  la estructura, la norma ISO 45001 adopta una nueva estructura de alto nivel siendo común a la norma ISO 9001, ISO 14001, ISO 27001. Esto significa que cuenta con nuevas cláusulas como contexto de la empresa, liderazgo, planificación, etc., y otras cláusulas que ya se puede encontrar en las normas que ya hemos mencionado. Además, el hecho de que todos los requisitos comunes de diferentes normas tienen los mismos números de cláusulas, y la misma estructura y forma de pensar, hace que la integración de los múltiples sistemas de gestión sea mucho más fácil.

La norma ISO 45001 contiene 10 cláusulas y 10 anexos, en la que cada anexo proporciona información adicional para una de las cláusulas de la norma ISO 45001. Me gusta este enfoque, y todo mediante este nuevo estándar tengo la sensación de que están tratando de evitar las ambigüedades que surgieron después de la publicación de la nueva ISO 9001 e ISO 14001.

La parte de los riesgos y las oportunidades se encuentran mucho más elaboradas que en estas dos normas, y esto hace que sea mucho más fácil de entender lo que se espera de ellos. Por otra parte, los anexos son muy buenos para la norma ISO 45001. Tener un anexo separado para cada cláusula de información adicional sin duda será útil para todos los usuarios de la norma y los requisitos que se encuentran claramente definidos, por lo que será más fácil de cumplir.

En este sentido, la ISO 26000 es la “Guía de Responsabilidad Social”. ¿Consideras conveniente que exista una ISO 26001 que aborde el “Sistema de Gestión de la RSC, Responsabilidad Social Corporativa? ¿Y su certificación?

Xavier Pladevall: no lo tengo claro aún, en principio y como ideario no me parece mal, pero debemos partir del principio, de que la Responsabilidad Social no es un tema para gestionar o administrar, sino un tema que contribuye al desarrollo sostenible y por extensión a la sociedad. Ello significa que se pueden gestionar programas de Responsabilidad Social pero no la Responsabilidad Social en sí misma.

Por otra parte, la ISO 26000 fue concebida como una Guía para dar alineamientos no para certificar, y su mismo texto lo dice: Esta Norma Internacional no es una norma de sistemas de gestión. No es adecuada, ni pretende servir para propósitos de certificación, o uso regulatorio o contractual. Cualquier oferta de certificación o petición para obtener una certificación conforme a la Norma ISO 26000 se consideraría una tergiversación del propósito e intención de esta Norma Internacional y una mala utilización de la misma. Dado que esta Norma Internacional, no contiene requisitos, ninguna certificación constituiría una demostración de conformidad respecto de esta Norma Internacional”.

El principal objetivo de esta guía, es fomentar que las empresas integren la Responsabilidad Social en sus prácticas diarias y esta integración varía de acuerdo a estas prácticas, entonces no sería necesario otro sistema de gestión sino integrar la Responsabilidad Social a los sistemas existentes.

Considero que antes de tomar la decisión si se hace una Norma ISO 26001 o cualquier Norma ISO basada en la ISO 26000, se deben evaluar estos temas planteados teniendo en consideración que el principal riesgo que existe es que se confunda un sistema de gestión de Responsabilidad Social basado en una Norma que solo da orientaciones.

Responsablia: Es evidente que hace falta más pedagogía y sensibilización en las materias de la PRL, Prevención de Riesgos Laborales y de la RSC, Responsabilidad Social Corporativa. Por lo que se refiere a la pedagogía, ¿Cuál crees que debe ser el papel que debe jugar la educación y la formación? ¿Qué cambios y/o mejoras propones?

Xavier Pladevall: particularmente os diré que estoy muy decepcionado con el sistema educativo de este país y con las instituciones. Desde mi punto de vista solo se pueden evitar los accidentes desde la concienciación y la mejora de la percepción del riesgo por parte de toda la sociedad.

Si partimos del hecho de que truncar un mal hábito es tarea harto difícil, solo podremos evitar los accidentes con una potente arma llamada formación y esta se deberá articular en dos sentidos:

Uno encaminado a mejorar actitudes y habilidades a los trabajadores actuales, evidentemente esto no se consigue con teóricas formaciones dogmáticas encaminadas a cubrir un requisito burocrático administrativo sino más bien todo lo contrario, con formaciones muy prácticas impartidas desde la trinchera, adaptadas a la realidad circunscrita del trabajador, siempre desde la participación y el diálogo potenciando su reflexión, proyectándole la relación causa-efecto y consiguientemente las consecuencias del accidente.

El otro viene impulsado desde las escuelas para general cultura preventiva en las nuevas generaciones a fin de que cuando se incorporen al mercado laboral estén hiper-sensibilizados en este tema y no conciban trabajar ni hacer trabajar a sus empleados de manera insegura.

A fecha de hoy esto es ciencia ficción, pues ni la clase política está implicada en la gestión del cambio en este tema más allá de la captación de votos en periodos electorales, ni desde las APAS de los colegios se reclama de manera generalizada este tipo de actuaciones. Espero que con el tiempo lo consigamos.

Por lo que se refiere a la sensibilización, ¿Qué acciones propones para desarrollar en la organización para favorecer la implicación de los trabajadores? ¿Qué competencias, habilidades y capacidades crees que hay que potenciar en ellos?

Xavier Pladevall: no creo que haya que inventar “la sopa de ajo” simplemente tenemos que copiar de los que saben más que nosotros, los americanos, que llevan mucho más años que nosotros metidos en el tema y con significativamente mejores resultados que nosotros.

Creo que partiendo de la base que la sensibilización debe ir en cascada, lo primero que deberíamos hacer es sensibilizar a la dirección y acto seguido a la cadena de mandos intermedios. ¿Y cómo hacerlo?

Empezaría por facilitarles 2 sesiones de responsabilidades, una encaminada a dejarles claro que responsabilidades se les podrían pedir frente un accidente de un trabajador de su empresa, sus consecuencias para él y para la organización. Pregunto yo, ¿Puedo hacer yo bien mi trabajo si no sé por qué tengo que hacerlo de una manera y no de otra?

La segunda sería una sesión idéntica pero enfocada a las responsabilidades en las que incurrirían en caso de no efectuar una correcta Coordinación de Actividades Empresariales. A mi entender no tiene sentido sensibilizar al trabajador si la cadena de mando no está, si no predica con el ejemplo, si no incentiva la seguridad y dota de medios adecuados para el ejercicio de sus funciones  de manera segura.

Mi segunda propuesta pasa por  que la dirección de la Dirección General de común consenso con RRHH y prevención, entregue un procedimiento de actuación en materia preventiva a todos los mandos de la empresa, a efectos de que todos estemos alineados (Que hacer, cómo, cuándo, dónde y por qué), en el ejercicio pedagógico de integrar la prevención en todas las áreas funcionales de la empresa.

En tercer lugar, la formación del trabajador de manera pedagógica, es decir muy práctica y adaptada a su puesto estricto, asignándole un tutor a modo de “team líder” en la gestión del cambio de sus actitudes y habilidades.

En cuarto lugar, implicar a la Dirección General en el seguimiento y control de la mejora en materia de PRL de las actitudes y habilidades de todos los trabajadores. El team líder reporta a Dirección General y a RRHH y estos lo encadenan en las políticas de RRHH de la empresa véase el sistema de incentivos de la empresa.

Responsablia: Por último, te pedimos que compartas con nosotros una frase, un libro y un referente que te hayan influido en tu desarrollo personal y profesional.

Xavier Pladevall:

Frase: “Si no puedes ser pino en lo alto de la colina, se maleza en el valle, pero se la mejor maleza de todo el torrente, nunca vencerás por el volumen si no por ser el mejor de lo que hagas“. (Martin Luther King)

Libro: La Organización Fractal

Referente: Nelson Mandela.

Responsablia: MUCHAS GRACIAS Xavier, por contestar nuestro pequeño cuestionario, ha sido un placer contar contigo en nuestro treceavo número del boletín de RESPONSABLIA. Espero haya sido de interés para nuestros suscriptores y lectores del boletín, a los que enviamos un cordial saludo.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Empresa  y preocupaciones laborales (III): prevención

n13_Editorial_junio 2016

Este es el tercer y último artículo que trata la temática referida a “La empresa y las preocupaciones laborales”.

Cómo ya se comentó en los dos artículos anteriores, la organización que incorpora la RSC, Responsabilidad Social Corporativa en su estrategia, gestión y operativa diaria, por un lado considera las preocupaciones laborales a la hora de tomar sus decisiones, y por otro lado, fomenta y favorece la relación, el diálogo y la comunicación entre sus miembros.

Uno de los aspectos más sensibles y que afectan de forma directa a los miembros de una organización es el referente a la seguridad y salud laboral. También se le conoce bajo el título de “Prevención de Riesgos Laborales”.

La integridad, seguridad y salud física, psíquica, mental, emocional y afectiva de cada miembro de una organización, es un aspecto primordial que, si se gestiona debidamente, proporciona multitud de beneficios a la organización. Entre otras, se contemplan las siguientes ventajas de aplicar una correcta gestión de los riesgos laborales:

  1. Mayor productividad: el rendimiento en el trabajo mejora considerablemente.
  2. Mejor clima laboral: minimización de los conflictos, favoreciendo trabajo en equipo.
  3. Mayor retención del talento: más arraigo por una sensación de cuidado y valoración.
  4. Menor absentismo: menos probabilidad de aparición de enfermedades laborales.
  5. Menor accidentalidad: menos probabilidad de siniestros con afectación a las personas.
  6. Ahorro de costes: por la adición de las causas anteriores.
  7. Mayor aprecio, prescripción: opinión favorable de la organización.
  8. Mayor alineación objetivos: los compromisos y metas se alcanzan con mayor ímpetu.
  9. Mejoría de las relaciones: un clima relajado y agradable lo favorece.
  10. Mejoría de los resultados: por la suma de todas las causas anteriores.

Pero todo ello se consigue con una adecuada secuencia de actuación, proponiendo la siguiente:

  1. Aprobación por la Alta Dirección de la Política de PRL, Prevención de Riesgos Laborales.
  2. Comunicación a toda la organización de la Política de PRL.
  3. Implicación de todos los mandos, sobretodo de los mandos intermedios.
  4. Realización de los procedimientos, procesos y documentos que definan responsabilidades, actuaciones, competencias, lugares y puestos de trabajo, etc., en toda la organización.
  5. Formación adecuada en función del trabajo a realizar.
  6. Sensibilización adecuada para fomentar y promover una seguridad y salud tanto en el entorno laboral, como en el entorno personal y familiar.
  7. Todo ello se recoge en el denominado “Plan de PRL”, que se debe comunicar a toda la organización.
  8. Cada año se efectúa la “Memoria Anual”, con la descripción de la actividad preventiva realizada, la gestión y actualización de los riesgos, la consecución y logro de los objetivos y el análisis de las medidas preventivas, correctivas y de mejora realizadas. También se añade la propuesta para el año siguiente en esta materia, sus objetivos, metas y planes a realizar.

Desde Responsablia, como consultoría especializada en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, a partir de la incorporación de la RSC en las organizaciones, ayudamos en la gestión de la PRL, Prevención de Riesgos Laborales, con acciones de asesoría, formación y sensibilización que, entre otros beneficios, favorece y fomenta la consecución de una “organización saludable”.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies