Monthly Archives diciembre 2016

La empresa y el impacto ambiental (I): el cambio climático

n18_editorial_noviembre-2016

 

Este es el primero de una serie de tres artículos que van a tratar sobre la temática referida a “La empresa y el impacto ambiental”.

La necesidad de abordar el impacto ambiental que generan las organizaciones en general, y las empresas en particular, viene motivada por, entre otros elementos que lo promueven, lo aconsejan y priorizan su gestión, la lucha contra el cambio climático.

Los planes de actuación cuando se aborda el impacto ambiental, son variados y suponen multiplicidad de acciones y tareas a desarrollar. Un resumen de dichos planes se muestra a continuación:

  • Plan de gestión de residuos & vertidos.

  • Plan de gestión de emisiones (huella de CO2).

  • Plan de gestión de recursos (energía y agua).

  • Plan de gestión de productos (ecodiseño, ecoetiquetas, info s/consumo, info s/ahorro, etc.).

  • Plan de gestión de materias primas, materiales y consumibles.

  • Plan de gestión de la biodiversidad.

Con todos ellos hay que establecer responsables, equipos, objetivos y metas, procesos y procedimientos, acciones e indicadores, todo ello con una estimación de asignación de recursos materiales, económicos y humanos, tanto internos como externos.

En el artículo siguiente se detallarán las principales líneas de actuación para cada plan de acción.

Los principales beneficios que supone abordar el impacto ambiental por las empresas son, entre otros, los siguientes:

  • Mejor seguridad y salud laboral => menos riesgos ambientales.

  • Ahorro de costes => optimización recursos.

  • Atracción de clientes => incremento cifra de negocio.

  • Prescripción de los empleados => obtención de nuevos clientes.

  • Economía circular => optimiza

  • Satisfacción laboral => motivación, eficiencia y productividad.

  • Sensibilización ambiental => aplicaciones prácticas extensibles a otros ámbitos (familiar, etc.).

  • Valoración positiva de los grupos de interés => generación de mayor confianza.

  • Captación de inversiones => inversión socialmente responsable.

  • Obtención de financiación => bonos verdes.

  • Mejor acceso a contratación pública => clausulas medioambientales.

  • Subvenciones, ayudas, premios, reconocimientos => por entidades públicas o privadas.

  • Etc (menor riesgo, mejor seguro, mayor reputación, etc.).

Los motivos por los que una organización llega a medir el impacto ambiental son, entre otros, los siguientes:

  • Por iniciativa propia => sensibilización y contribución.

  • Por iniciativa de la cadena de valor => los clientes, los proveedores, los contratistas, etc.

  • Por acceso a contratación => contratación pública, por su impacto ambiental, etc.

  • Por cumplimiento normativo => según el sector o actividad, indicado en su objeto social.

Desde Responsablia, como consultoría especializada en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, a partir de la incorporación de la RSC en las organizaciones, ayudamos en la gestión del impacto ambiental, con acciones de asesoría, formación y sensibilización que, entre otros beneficios, supone su contribución a la lucha contra el cambio climático.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

ENTREVISTA a: Francisco Ariza

francisco-arizaFrancisco Ariza es Director de RSC y Sistemas de Ecoembes, organización sin ánimo de lucro encargada en España de la gestión y el reciclaje de los envases domésticos ligeros (envases de plástico, briks y latas) y de cartón y papel.

Desde 1998 ha sido el responsable de la estrategia de sistemas de información de la compañía, de la organización y sistematización de los procesos de negocio y de la implantación de los Sistemas de Calidad y Medioambiente.

Es también responsable del Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable de Ecoembes.

Toda la experiencia profesional de Francisco Ariza está vinculada a la organización y los sistemas de información, desarrollando su carrera profesional previa a Ecoembes en Enresa, Software AG e Indra.

Francisco Ariza es Ingeniero Superior de Telecomunicación por la Universidad Politécnica de Madrid.

  • Entrevista:

Responsablia: ¿Cómo te defines a nivel personal y a nivel profesional?

Francisco Ariza: Creo que mi formación técnica me hace ser riguroso en mis planteamientos, tomar decisiones maduradas, tanto a nivel personal como profesional.

Me considero una persona templada, que trabaja bien en equipo, y que pone ilusión en cada proyecto.

Responsablia: Como “Director de RSC, organización y sistemas” de ECOEMBES, sociedad anónima sin ánimo de lucro, constituida por un grupo de empresas en pro del reciclado y de una gestión adecuada de residuos, referencia en España en la materia, ¿Existe una concienciación generalizada al respecto? ¿Puedes ofrecernos algunos datos sobre ello?

En concreto, ¿Existe una concienciación respecto al impacto ambiental en general, y respecto a la lucha contra el cambio climático en particular?

Francisco Ariza: Desde Ecoembes hemos comprobado cómo la concienciación y participación ciudadana en temas ambientales ha ido en aumento desde que se creó el sistema integrado de gestión de residuos de envases en 1998. Sirva como dato que hemos pasado de reciclar el 4,8% de los residuos de envases gestionados por este sistema en 1998, a una tasa actual del 74,8%. Y todo esto gracias al esfuerzo colectivo y a la corresponsabilidad entre empresas, administraciones públicas y ciudadanos. Esta tasa de reciclado está casi 20 puntos por encima de los objetivos fijados por la Unión Europea y nos sitúa entre los primeros países de Europa en reciclaje de envases.

En 2015, Ecoembes llevó a cabo más de 420 campañas de comunicación en colaboración con las administraciones públicas, llegando a más de 41 millones de ciudadanos. Gracias a este esfuerzo sigue aumentando el número de ciudadanos que reconocen reciclar; según el último Estudio de Hábitos y Actitudes de la Población ante el reciclaje, de IPSOS; el 82,7% de los españoles separan al menos 5 tipos de residuos de envases en sus hogares.

Según nuestros propios estudios, el potencial reciclador de los hogares españoles en función del número de cubos para separar residuos es elevado: por término medio los hogares españoles disponen de 3,1 cubos. En cuanto a las actitudes, se desprende que entre la población que no recicla (27,5%) un elevado porcentaje (entre el 70 y el 89%, según el tema por el que preguntemos), identifica los beneficios ambientales, sociales y económicos del reciclaje y el cuidado del medio ambiente.

Por tanto, yo diría que en España tenemos una concienciación alta en temas de reciclaje aunque aún hay mucho camino por recorrer: hay que mejorar en la aportación, es decir la cantidad de residuos de envases que se depositan en el contenedor amarillo, ya que hay aún envases que no se están depositando en dichos contenedores. También hay que mejorar la calidad de los residuos que llegan a dichos contenedores; y hay que reforzar los mensajes de qué residuos corresponden a cada contenedor para evitar que se viertan residuos que no son envases.

Otro ámbito de mejora es el consumo de productos envasados fuera del hogar: hay una tendencia creciente a la generación de residuos de envases domésticos fuera del hogar en línea con los nuevos hábitos y estilos de vida. Debemos insistir en la concienciación para la correcta separación de esos residuos y reforzar las infraestructuras disponibles para que el ciudadano pueda depositarlos en los contenedores adecuados para su eventual reciclaje.

Responsablia: En tu opinión, ¿Qué podrían hacer las Administraciones Públicas para ayudar a concienciar en materia de impacto ambiental y para combatir el cambio climático? Según lo expuesto, ¿Quién debería liderar esta concienciación e implicación a nivel estatal, autonómico y local?

Francisco Ariza: Estamos en un momento crucial en cuestión de acción por el cambio climático: tras la COP 21 en París no se preveía que menos de un año después ya se fuese a lograr oficializar la entrada en vigor del Acuerdo de París y reafirmar el más alto compromiso político de la comunidad internacional para combatir el cambio climático como una prioridad urgente.

Aún queda mucho por hacer pero hoy en día ya nadie duda de que la acción por el clima es cosa de todos; ha pasado el momento en que la administración mira a las empresas como responsables de actuar, las empresas miran a la administración como responsable de exigir y los ciudadanos miran a la industria como grandes generadores y a las instituciones como reguladoras; actuar es cosa de todos.

En este sentido, Ecoembes se adhirió ya en 2015 a la iniciativa de ECODES de #Un millón de compromisos por el Clima que continúa ahora cómo #Comunidad por el Clima, instando a particulares, empresas, tercer sector y administración pública a hacer reales esos compromisos y lograr reducir sus emisiones para contribuir a evitar que las temperaturas suban más de 1,5ºC (con un límite máximo de 2ºC) como marca el Acuerdo de París.

Gracias a gestos sencillos como separar los residuos de envases en casa para su recogida, selección y reciclado, se logra evitar la emisión de más de 1.2 millones de toneladas de CO2 además de otros beneficios ambientales como el ahorro de agua, energía y materias primas, entre otros.

Las administraciones públicas tiene un papel triple en esta lucha en el plano estatal y autonómico: como regulador, impulsando la ratificación y la creación de un marco legislativo nacional que impulse las reducciones de emisiones y coste de las herramientas económicas necesarias para ayudar a la industria; como prescriptor dando ejemplo con su propia gestión y promoviendo el desarrollo tecnológico y científico en este campo; y en los planos local y autonómico, como sensibilizador, haciendo llegar la conciencia ambiental a los ciudadanos no sólo mediante mensajes dirigidos a la acción sino mediante incentivos y herramientas que no dejen a la voluntad del ciudadano el actuar; por ejemplo, ayudas a la eficiencia energética, bonificación de energías renovables, etc. En definitiva el impulso del consumo responsable.

Responsablia: Según tu experiencia profesional, ¿Crees que las empresas se están concienciando en el impacto ambiental y en la lucha contra el cambio climático?

¿Crees que la RSC es una palanca que lo favorece? ¿Crees que aplicar la RSC y vincularla a los ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible, es una buena fórmula para alcanzar esas metas?

Francisco Ariza: En lo que se refiere al ámbito de los envases domésticos, que es la razón de ser de Ecoembes, la industria envasadora y distribuidora ha evolucionado mucho desde que entró en vigor la Ley de Envases de 1997. En estos 16 años se han implantado más de 36.000 medidas para reducir el impacto de los envases cuando se convierten en residuo, que han supuesto un ahorro de más de 450.000 toneladas de materias primas. Si en 1998 eran necesarios aproximadamente 80 gr de envase para acondicionar 1 Kg de producto, en la actualidad la cantidad de material necesario para envasar esa misma cantidad es de 67 gr, es decir, un 17% menos.

Se ha trabajado mucho en el aligeramiento de los envases porque redunda en una reducción de costes de abastecimiento y logística pero también, y no es menos importante, en una reducción de impactos sobre el medio ambiente (menores consumos de agua y energía, así como reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero). Pero, nos estamos acercando al límite técnico de la reducción de peso de envase.

Por este motivo cobran importancia otro tipo de actuaciones como incorporar material reciclado en nuevos envases, mejorar las posibilidades de reutilización o facilitar la recogida, selección y reciclado de los residuos de envase generados.

Ecoembes pone a disposición de las empresas varias herramientas de asesoramiento técnico para promover el ecodiseño de los envases y minimizar su impacto ambiental ya desde la fase de diseño del mismo, teniendo en cuenta todo el ciclo del envase hasta que se incorpora su residuo de nuevo como materia prima en un proceso de reciclado. Algunas de estas herramientas son ‘Diseña para reciclar’, que permite mejorar la reciclabilidad de los envases o el ‘Diagnóstico del sistema de envasado’, que optimiza los envases y embalajes reduciendo costes y mejorando su sostenibilidad.

Sólo en 2015, gracias a la implantación de medidas de este tipo las empresas envasadoras han ahorrado 25.345 toneladas de materia prima nueva lo que supone un ahorro de más de 65.000 toneladas equivalentes de CO2, más de medio millón de MWh y más de 7,5 millones de metros cúbicos de agua.

Sin duda la RSC es una palanca que favorece la lucha contra el cambio climático, en tanto que promueve la gestión de los impactos ambientales de las actividades empresariales, no sólo en las fases productivas sino también aguas abajo en las de uso, consumo y desecho y aguas arriba en las fases de diseño y en la cadena de suministro.

Responsablia: Existe una opinión generalizada de que sin educación para la conciencia en el impacto ambiental y en la lucha contra el cambio climático, poco se podrá avanzar. ¿Qué medidas propones para promover e implementar esta educación concreta?

Según lo expuesto, ¿Quién debería liderar este avance? ¿Cómo implementarlo, con educación, con formación especializada, con sensibilización, una adecuada combinación de ellas o con otras fórmulas concretas (gamificación, juegos de rol, etc.)?

Francisco Ariza: En Ecoembes entendemos que la educación ambiental, en clave de información (criterio) y de sensibilización (valores), es el pilar fundamental para avanzar hacia una sociedad más responsable y sostenible.

Este es un tema apasionante, un gran reto que tenemos en el ámbito educativo, y que entendemos que debe ser apoyado desde un enfoque de colaboración y corresponsabilidad. Desde las administración públicas, porque tienen las competencias en materia educativa. Desde las empresas, porque a través de los productos y servicios que ofrecen, a través de su comunicación, su marketing, su RSC, tienen una capacidad enorme de contribuir a mejorar la educación ambiental y a facilitar y seducir en un estilo de vida más sostenible. Y en tercer lugar, los ciudadanos, porque en un mundo cada vez más conectado tenemos la capacidad de acceder directamente a información, compartirla, y sobre todo, pasar a ser agentes protagonistas del cambio.

No hay una fórmula única para lograrlo, sino la suma de muchas acciones y enfoques, adaptados a cada público. Datos, juegos, campañas locales, redes sociales, videos, unidades didácticas ambientales para los más pequeños, contenidos en economía circular para los universitarios como futuros profesionales y un largo etcétera. Todo suma.

Así es como lo vemos en Ecoembes, y así es como lo llevamos a la práctica. Más de 420 campañas locales de sensibilización ambiental, más de 630.000 niños cada año en el programa ‘EducaenEco’, más de 65.000 seguidores en nuestra cuenta de twitter, etc. Un gran esfuerzo, sin duda, pero una mayor satisfacción de poder contribuir en la construcción de una sociedad y un medio ambiente mejor, que se traduzca en una mayor calidad de vida para las personas.

Responsablia: Por último, te pedimos que compartas con nosotros una frase, un libro y un referente que te hayan influido en tu desarrollo personal y profesional.

Francisco Ariza: Frase: “Si quieres ir rápido camina solo. Si quieres llegar lejos ve acompañado” (proverbio africano).

Libro: Me gusta mucho la historia. Creo que conocer bien el pasado nos evitaría muchos problemas en el presente. Uno de los libros con base histórica que he leído en los últimos años y que más me ha impresionado ha sido “Ayer no más” de “Andrés Trapiello“.

Referente: Mis principales referentes están entre los que han estado cerca de mí a lo largo de mi vida: familia, amigos, profesores, compañeros de trabajo. Pero si tengo que elegir sólo uno, mi referente sería mi madre, una mujer luchadora que fue y sigue siendo un ejemplo para mí.

Responsablia: MUCHAS GRACIAS Francisco por contestar nuestro pequeño cuestionario, ha sido un placer contar contigo en nuestro decimoctavo número del boletín de RESPONSABLIA. Espero haya sido de interés para nuestros suscriptores y lectores, a los que enviamos un cordial saludo.

 

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

El YO sostenible (I): contribución

n21_el-yo-sostenible-contribucionEn la nueva era, “la era de la sostenibilidad”, emerge un nuevo ciudadano, aquí propuesto con el sobrenombre de “ciudadano moral”. En su ADN está insertado uno de los pilares en los que se basa su conducta y actitud, así como su relación con las personas y con el medio natural: la sostenibilidad.

Las principales características que definen al nuevo ciudadano como un actor que contribuye a la sostenibilidad, entendida como la relación que se establece entre él con la sociedad y con el medioambiente, son las siguientes:

  • Predica el eticismo: es el código en el que se basa el razonamiento sobre el que el nuevo ciudadano fundamenta su conducta y comportamiento, orientado hacia la bondad, en una triple vertiente, interior, relacional con la sociedad y relacional con el medio natural.
  • Incorpora en su misión (propósito) que le guía, elementos sociales, medioambientales, éticos y de respeto a los derechos humanos.
  • Incorpora en su visión (compromiso) a largo plazo, el fomento de respeto, convivencia y responsabilidad tanto con sus grupos de interés con los que se relaciona como con el medio natural.
  • Practica el buenismo: supone, como ya se comentó en artículos anteriores, “co-crear los buenos días”, cuyo fin último es el de generalizar este comportamiento definido bajo el paradigma de “la búsqueda del bien común”.

Estas son las características principales que le confieren al nuevo ciudadano la etiqueta de “YO sostenible”, y que se manifiestan, en su desarrollo diario y constante a lo largo del tiempo, en unos comportamientos conductuales basados en ser una persona:

  • CON VALORES: la responsabilidad es el eje fundamental dirigido hacia el respeto a los demás y al medio ambiente, promoviendo el bien común.
  • CON PROPÓSITO: el logro personal al que toda persona aspira para sus necesidades primarias, tiene un componente social y medioambiental que le hace alcanzar un mayor grado de felicidad.
  • COMPROMETIDA: actúa, promueve, difunde y propone con el ejemplo, sensibiliza, avisa, ayuda y, en definitiva, se comporta como una persona preocupada por el futuro de la sociedad y del planeta.
  • RECONOCIDA: por todo lo anterior, a partir de sus valores (ética), misión (propósito) y
     (compromiso), es una persona bien valorada y, en el óptimo, puede llegar a ser un referente o “influencer”.

Y si existen grupos de personas con la etiqueta de “YO sostenible”, a partir de alianzas, sinergias, colaboraciones y otras formas de unión de esfuerzos para la consecución de los objetivos propuestos que mejoren la sociedad y el planeta, los logros obtenidos y las metas alcanzadas crecerán de manera exponencial.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

El valor compartido (VI): gestión de los grupos de interés

n21_el-valor-compartido-vi_gestion-grupos-de-interesEn la nueva era, “la era de la sostenibilidad”, emerge una nueva empresa, aquí propuesta con el sobrenombre de “empresa disponible”. En su misión consta la generación de valor compartido. Una consecuencia directa de ello implica la adopción de la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, a todos los niveles (estrategia, gestión y operación) de la organización.

Ya se han analizado en artículos anteriores varias implicaciones que conlleva la generación de valor compartido. En el presente artículo se analiza otra implicación específica, la gestión de los grupos de interés.

A la hora de acometer esta gestión específica, habrá que desarrollar una serie de acciones. Se mencionan a continuación:

  • Identificación y priorización, a partir del análisis de riesgos y oportunidades.
  • Análisis de sus expectativas, necesidades, preocupaciones y exigencias.
  • Definición del modo de relacionarse, plataformas de diálogo y vías de comunicación.
  • Gestión de la negociación y de la resolución de conflictos.
  • Análisis de acuerdos, colaboración, alianzas, sinergias y otras vías de acción conjunta.

La clasificación de los grupos de interés puede efectuarse a partir de diferentes factores. Se proponen la siguiente tipología (elaboración propia):

  • Según su pertenencia a la empresa, internos, externos y mixtos.
  • Según su grado de impacto, prioritarios, importantes y secundarios.
  • Según el grado de incidencia, vitales, severos y moderados.
  • Según el grado de relación, intensivos, graduales y ocasionales.

Existe unanimidad en identificar a dos grupos de interés que siempre aparecen como fundamentales en la preocupación que las empresas tienen por ellos: los empleados y los clientes. Según la clasificación anterior, estos dos grupos de interés son prioritarios, vitales y con un grado de relación intensiva y permanente.

A partir del desempeño de la actividad de la organización, habrá que rendir cuentas a los diferentes grupos de interés, tanto en lo que a ellos les afecta de forma directa, como lo que no, porque según el criterio de generación de valor compartido, siempre tienen afectación.

Y, a partir de la incorporación de la RSC, se incluirá la información no financiera, es decir, los resultados obtenidos en materia social y medioambiental. Y la información proporcionada deberá ser evaluada por los grupos de interés, con su escrutinio y validación. Y con ello se obtiene la denominada “licencia social para operar”, con el beneplácito de los grupos de interés.

Pero todo ello es “ad-hoc”, es decir, irá siempre en función de la realidad y del entorno de la organización, pero que, a partir de la contribución en generar valor compartido, la organización tiene como objetivo fundamental el generar confianza y credibilidad a los diferentes grupos de interés con los que la organización se relaciona e interactúa.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies