Monthly Archives agosto 2017

Los grupos de interés (III): los mandos intermedios

La nueva era, definida a partir de una de sus características definitorias, “la era de la sostenibilidad”, implica que las empresas deben contribuir al desarrollo sostenible. Con este objetivo en la agenda estratégica, aparece una nueva empresa, que desde aquí le proponemos el siguiente nombre: “empresa disponible”.

Para su contribución al desarrollo sostenible, la nueva empresa incorpora la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, y se integra en su estrategia, gestión y operativa diaria.

Una de los elementos de gestión primordiales en el desarrollo de la RSC, es la gestión de los grupos de interés, que implica un análisis de riesgos y oportunidades, evaluando su incidencia e impacto. Y este análisis condicionará los esfuerzos dedicados en la priorización, diálogo y relación con cada uno de ellos.

El grupo de interés que se analiza en el presente capítulo es el de “los mandos intermedios”. Se considera un grupo de interés interno.

Un mando intermedio es aquel empleado de la organización que ocupa el liderazgo de un equipo de trabajo que, en principio, puede tener las siguientes funciones:

Liderar un departamento dependiente a un área determinada de la empresa.
Liderar un proyecto concreto, en el que participan miembros de diferentes áreas.
Liderar un objetivo o meta específico, de forma similar al anterior.
Otras diferentes, con participación de personas externas a la empresa.

Con independencia de la tipología de la funcionalidad en la dirección del equipo de trabajo, con independencia del cumplimiento de los objetivos marcados por la dirección, el mando intermedio se relaciona con la empresa, definida a partir de los grupos de interés que inciden en ella, de la siguiente manera:

– Recibe las observaciones e indicaciones del Equipo Directivo o del Directivo que ejerce de su superior, que marca las directrices de la gestión a llevar a cabo con el liderazgo del mando intermedio.
– Traslada la marcha de su gestión con sus resultados medidos y cuantificados al Equipo Directivo o del Directivo que ejerce de su superior, con una periodicidad que, desde aquí se propone que sea como mínimo mensual.
– Gestiona el grupo de trabajo, en principio con personas empleadas en la empresa, estableciendo las pautas y métodos de gestión de los trabajaos a realizar, definido los roles, funciones, responsabilidades, tareas, competencias y otros aspectos para cada miembro del equipo de trabajo.
– Por lo general, tiene relaciones con grupos de interés externos, para la mejora de las tareas a gestionar bajo su responsabilidad. De forma previa, el mando intermedio deberá diseñar un mapeo de los contactos que le aportarán valor para la consecución de los objetivos grupales.

La gestión de estas relaciones implica gran esfuerzo y dedicación en materia de información y comunicación, que conviene tener en cuenta, como marco competencial bajo su responsabilidad.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Una nueva conciencia (V): consumo

En la nueva era, definida con uno de sus características que la definen, “la era de la sostenibilidad”, implica aunar esfuerzos para el desarrollo sostenible. Y a partir de este objetivo, aparece un nuevo ciudadano, que se adhiere al mismo en su día a día, y que desde aquí le proponemos el siguiente nombre: “ciudadano moral”.

La adhesión a este objetivo se lleva a cabo a partir de adoptar una nueva conciencia, basada en el impacto que su actividad y comportamiento diarios generan en la sociedad y en el medio ambiente.

Una de las implicaciones que tiene esta nueva conciencia para el nuevo ciudadano se materializa en la forma de consumo que, siguiendo con la terminología, se podría definir como “nuevo consumo”.

Se proponen una serie de factores de análisis que inciden en la nueva manera de consumir. Son los siguientes:
Análisis de productos.
Análisis de organizaciones.
Análisis de formas de producción.

Se proponen una serie de características que definen cada una de las variables propuestas, que influyen en las decisiones de consumo del nuevo ciudadano. Se exponen a continuación:

Para el análisis de productos
Productos de comercio justo (sellos de certificación).
Productos con información validada (sobre uso, ahorro, seguridad, DD.HH., contenido, etc.).
Productos de marketing con causa (parte del dinero es para causas sociales).
Marcas responsables y/o sostenibles.

Para el análisis de organizaciones
– Aplican la denominada “economía circular”.
– Aplican la RSC, Responsabilidad Social Corporativa (p.e.: BCorp, certificación gestión RSC, etc.).
– Emiten memoria de sostenibilidad, con escrutinio de los grupos de interés.
Participan en la vida comunitaria (en foros de sostenibilidad, apoyan a ONGs con proyectos, etc.).

Para el análisis de formas de producción
Organizaciones de economía social: cooperativas, cadena híbrida de valor, etc.
Organizaciones de economía colaborativa: compartir información de producción y consumo.
Organizaciones que promueven el consumo colaborativo: a través de apps.
Organizaciones que promueven el “pago por uso” y no el “pago por la propiedad”.

Este comportamiento modifica sustancialmente la manera de pensar de las organizaciones, que incorporan la RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad en su estrategia, gestión y operativa diaria, para dar respuesta al nuevo ciudadano que, como se acaba de constatar, tiene nuevos elementos de decisión a la hora de comprar/consumir/usar los productos/servicios que se ponen en el mercado.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Entrevista a: Juan Alfaro

Juan Alfaro, con formación jurídica en el CEU San Pablo, posee además postgrados en negocios en el Instituto de Empresa Business School, Master en Dirección Comercial y Marketing, y en la Harvard Business School, Corporate Social Responsibility Program.

Actualmente es el Secretario General del Club de Excelencia en Sostenibilidad, asociación empresarial sin ánimo de lucro integrada por 20 empresas multinacionales para la promoción de la responsabilidad corporativa en España e Iberoamérica.

Es Director del Programa Superior de RC del Instituto de Empresa Business School, Profesor Asociado de RC y Director del Foro de Gobierno Corporativo, del Foro de Comunicación en Situaciones de Crisis y del Foro de TIC y Sostenibilidad de dicha escuela.

A su vez es profesor invitado de la Universidad San Pablo CEU y ha impartido más de setecientas conferencias a nivel nacional e internacional en esta materia. Es conferenciante internacional de la empresa Hi Cue Speakers.

Es miembro del Consejo Estatal sobre Responsabilidad Social de la Empresa (CERSE) del Gobierno de España, y de CSR Europe, el más importante network empresarial europeo en la materia. Es miembro del Consejo Asesor del Grupo S2, del Consejo Asesor del Monitor Español de Reputación Corporativa, del Consejo de Dirección de Foro Soria 21, del Consejo Asesor de Broseta Abogados, del Consejo Asesor de ISS Facility Services Iberia y del Consejo Asesor de Bizpills.

Ha publicado como coautor diversos libros en materia de RSC y también ha publicado numerosos casos de negocios en empresa.

Entrevista:

Responsablia: Como Secretario General del Club de Excelencia en Sostenibilidad, asociación empresarial que apuesta por el desarrollo sostenible, ¿Qué papel debe jugar la comunicación externa bajo la óptica de la RSC? ¿Es suficiente con la rendición de cuentas? ¿Es suficiente indicar cómo se contribuye al desarrollo sostenible?

Juan Alfaro: Creo que un papel fundamental en el entorno actual en el que vivimos en el que las demandas de los diferentes grupos de interés se focalizan más en aspectos extra-financieros que en la propia cuenta de resultados de la empresa como tradicionalmente sucedía.

Responsablia: En tu opinión, ¿Qué características definen a una comunicación externa coherente bajo la óptica de la RSC? ¿Cómo demostrar la coherencia a los diferentes grupos de interés? ¿Qué canales, métodos y/o herramientas ayudan en esta tarea?

Juan Alfaro: Considero que la publicación de los aspectos que la empresa considere relevantes a nivel externo y externo, y en este sentido apuesto por una comunicación que incluya indicadores, objetivos, estrategias, resultados, etc., así como las posibles contingencias que puedan surgir como consecuencia de la actividad diaria de la empresa, esto resultará clave a la hora de aportar un mayor rigor a los diferentes reportes que la empresa ponga en el mercado.
Como Club tenemos un espacio informativo www.responsabilidadimas.org para acercar diariamente toda la actualidad a los más de 30.000 suscriptores que en España y Latinoamérica reciben el boletín.

Responsablia: En el reporte anual de la información no financiera, ¿Qué elementos facilitan la generación de credibilidad por parte de la empresa? En este sentido, el escrutinio de los grupos de interés, ¿Cómo llevarlo a cabo? ¿Es conveniente evidenciar sus registros (consultas, sugerencias, requerimientos, exigencias, etc.)?

Juan Alfaro: Un informe sencillo, claro, ejecutivo y alineado con el informe financiero, que responda a los impactos sociales, medioambientales y económicos de la compañía. La revisión y aprobación por parte del Consejo de Administración y en su caso de la comisión delegada correspondiente así como por el comité de dirección son elementos clave del mismo.

Responsablia: Cómo Director del Programa Ejecutivo en Responsabilidad Corporativa por el IE Business School, ¿Hay suficiente oferta en materia de RSC para cursos de grado y postgrado en las Universidades y Escuelas de Negocios? Si existe una Agenda Global 2030 para el desarrollo sostenible en la que las empresas son actores fundamentales, ¿Cómo trasladar esta Agenda a la formación de los futuros profesionales, emprendedores, empresarios o trabajadores?

Juan Alfaro: En este momento en España hay una buena oferta en programas de Responsabilidad Corporativa, cada uno en su enfoque más dirigido a empresa, sector social, medio ambiente. El programa del IE Business School que dirijo desde hace más de diez años pretende ofrecer una visión renovada sobre la empresa global analizando los diferentes factores que influyen en su gestión y está basado fundamentalmente en el retorno de la inversión y en la integración de la responsabilidad corporativa en la estrategia de negocio de la empresa. Entendemos que la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa debe estar presente en todo el currículo académico como materia transversal desde la enseñanza primaria hasta la universidad, con esto conseguiremos ciudadanos más responsables y profesionales más completos.

Responsablia: Por último, te pedimos que compartas con nosotros una frase, un libro y un referente que te hayan influido en tu desarrollo personal y profesional.

Juan Alfaro: Libro: “La Responsabilidad Social de la Empresa, una propuesta para Europa y América Latina” (Aldo Olcese, Juan Alfaro), Ed. MacGrawHill.

Responsablia: MUCHAS GRACIAS Juan por contestar nuestro pequeño cuestionario, ha sido un placer contar contigo en nuestro vigésimo sexto número del boletín de RESPONSABLIA. Espero haya sido de interés para nuestros suscriptores y lectores, a los que enviamos un cordial saludo.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Empresa y comunicación externa (II): coherencia

Este es el segundo artículo que aborda la temática relativa a ”La empresa y la comunicación externa”.
La comunicación externa se refiere a un contexto en el que una empresa que tiene incorporada la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, en su estrategia, gestión y operación.

En el capítulo anterior se habló de las características que definen el sentido de la comunicación externa; de los motivos relacionales que motivan la comunicación y sus destinatarios y, por último, de los elementos de gestión afectados y las actuaciones a llevar a cabo para cada elemento.

En el presente artículo se va a proponer el factor de la coherencia como uno de las claves de la gestión de la comunicación externa, bajo la óptica de la RSC.
Según el diccionario de la Real Academia, coherencia significaactitud lógica y consecuente con los principios que se profesan”.

A partir de esta definición, una comunicación externa que aspira a ser coherente, deberá cumplir con los siguientes requisitos que se proponen a continuación, aplicables a los mensajes emitidos por la empresa, los cuales:

– Están alineados con la cultura empresarial.
– Son claros, entendibles e inclusivos.
– Permiten el escrutinio y feedback de los grupos de interés.
– Reflejan el compromiso de los miembros de la organización.
– Son diferenciales por grupos de interés.
– Recogen los avances de la relación con los grupos de interés.
– Están firmados por el emisor del mensaje, indicando su posición interlocutoria.
– Incorporan cláusulas de protección de datos.

El cumplimiento de los requisitos implica, respectivamente, desarrollar las siguientes actuaciones previas, en concreto, definir:

La cultura empresarial: misión, visión, valores, políticas, código ético, etc.
– Un libro de estilo (o similar) e incorporar elementos de comprensión inclusivos.
Indicadores de gestión a incorporar en la rendición de cuentas, que sean verificables.
– Políticas de gestión de la comunicación, y su traslado a toda la organización.
Plataformas de diálogo y comunicación para cada grupo de interés.
Análisis de riesgos y oportunidades para cada grupo de interés.
Portavoces o delegados de comunicación para cada grupo de interés,
– El cumplimiento legal en materia de protección de datos.

La coherencia de la comunicación externa en una organización que aplica la RSC, se puede concluir que es un factor disuasorio del denominado “greenwashing”, en el que la organización comunica a sus grupos de interés un hecho, logro, meta u objetivo alcanzado, el cual difiere mucho de la realidad que, como se ha visto con anterioridad, debe poder ser escrutada para su verificación. Es un ejemplo evidente de incoherencia.

Desde Responsablia, como consultoría especializada en asesoría, formación y sensibilización en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, ayudamos a incorporar e integrar en la estrategia de la organización la RSC y, en concreto, desarrollamos la gestión de la comunicación externa, aplicando soluciones ad-hoc, identificando los grupos de interés y su planificación relacional.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies