Monthly Archives diciembre 2018

Los grupos de interés (XVI): la sociedad

Hay un consenso generalizado en que estamos en una nueva era, “la era de la sostenibilidad”, en gran parte motivado por la aprobación en septiembre del 2015 en la sede de la ONU, de los “Objetivos de Desarrollo Sostenible”, que configuran unas metas a alcanzar en 2030.

Un actor primordial para actuar de forma adecuada para el fomento del desarrollo sostenible es la empresa. Y dicha actuación pasa por tener presente el impacto que genera por su actividad y decisiones. En concreto, tener en cuenta su incidencia a nivel económico, social y medioambiental.

Para ello se desarrolla una nueva empresa, que desde este blog se propone con el nombre de “empresa dispuesta”. Se cambia de nombre, porque “empresa dispuesta” implica una buena predisposición de ánimo necesaria para el objetivo propuesto de contribuir al desarrollo sostenible. Creemos que esta re-definición es más acorde con la empresa emergente, guiada por los valores de la sostenibilidad, la ética y la transparencia.

El método comúnmente aplicado para atender el impacto que la empresa genera en la sociedad, en la economía y en el planeta, es aplicar la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, en su estrategia, gestión y operación.

Uno de los pilares en la gestión de la RSC es la relación, comunicación e interacción con los diferentes grupos de interés con los que la empresa tiene influencia o es influenciada.

El grupo de interés que se desarrolla en el presente capítulo es “La sociedad”.

Una empresa deberá tener presente, al abordar a este grupo de interés como “a un todo complejo y diverso, pero localizado en una zona geográfica concreta” (lo más natural es un país), entre otros los siguientes aspectos:

  • Localizar tendencias: nuevas maneras de hacer, como el auge del e-commerce.
  • Localizar influencers: como los bloggers, los youtubers, etc., más seguidos.
  • Localizar cambios: en nuevos productos, en formas de consumo o de organizarse, etc.
  • Localizar las mejores prácticas: en producción, en consumo, en colaboración, etc.
  • Localizar innovación: en productos, en servicios, en start ups, disrupción, etc.
  • Escuchar a los think tank: foros de pensamiento diversos con los mejores ponentes.
  • Identificar hechos virales: en vídeos compartidos, sus comentarios y sus consecuencias.
  • Identificar pautas de comportamiento: sus causas, sus efectos, comparar con lo anterior, etc.
  • Identificar hechos singulares: logros deportivos, actos de supervivencia, curas milagrosas, etc.
  • Prever el futuro: a partir de todo lo anterior.

La sociedad de la información y la comunicación instantáneas ha cambiado la forma de relacionarse y de comunicarse. La empresa, además de pensar en la digitalización y el actuar en las redes sociales, debe repensar de forma constante la adecuación e idoneidad de sus productos y servicios. Y un rasgo a contemplar de forma imprescindible es el factor sostenibilidad.

Las nuevas generaciones, con sus nuevas maneras de hacer y de pensar, están revolucionando las maneras de consumir, pero también las exigencias hacia las empresas. La anticipación, definiendo a la sociedad con sus rasgos más definitorios por segmentos de población, será un elemento crucial para las empresas. Y el elemento sostenibilidad es ya uno de los más importantes.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Los valores (X): social y amistoso

Estamos inmersos en la denominada “era de la sostenibilidad”, que se caracteriza por la sensibilidad y preocupación acerca del impacto que provocan la producción y el consumo no sólo a nivel económico, también a nivel social y medioambiental.

Esta sensibilidad la lidera el nuevo ciudadano, que contribuye al desarrollo sostenible, a partir de la consolidación de una nueva conciencia basada en una serie de valores que la sustentan. Estos valores son los que guían la actuación y el comportamiento, las conductas y los actos, todos ellos con una meta: promover el desarrollo sostenible a toda la sociedad.

Al nuevo ciudadano proponemos desde este blog con el nombre de “ciudadano moral”, y a los valores antes mencionados, también proponemos que se configuren en un código llamada “eticismo”. Dicho código lo conforman 10 valores duales.

El décimo valor dual se llama “social y amistoso”. Se propone una explicación a continuación.

Ser social significa que una persona pertenece a una sociedad. Y en general, pertenece a un grupo social, definido porque las personas de ese grupo interactúan entre ellas para conseguir un objetivo común y diverso a la vez, consensuado por la mayoría.

Lo amistoso se relaciona con la amistad. La amistad significa un afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

Con el objetivo claro que el nuevo ciudadano tiene para difundir, promover y practicar el desarrollo sostenible, las fases para su implementación serían las siguientes:

  • Localizar a tus semejantes: ciudadanos con el mismo objetivo.
  • Añadir nuevos integrantes: nuevos ciudadanos que se añaden para alcanzar el mismo objetivo.
  • Incorporar buenas prácticas: seleccionarlas como argumentos.
  • Localizar referentes: ciudadanos ejemplares que han contribuido de forma importante con el logro del objetivo común.
  • Establecer alianzas: entre diferentes razas, etnias, ideologías, etc., para alcanzar el mismo objetivo.
  • Promover objetivos comunitarios: pasar de lo individual a lo comunitario.
  • Fomentar acuerdos: establecer normas de funcionamiento que velen por el logro del mismo objetivo.
  • Viralizar logros: que lleguen a la máxima ciudadanía posible, para que lo tengan en cuenta.
  • Asumir comportamientos: ir incorporando de forma paulatina y de forma consciente, conductas que favorecen el objetivo común.
  • Ser inconscientemente sostenible: cada vez más, se actúa de manera natural hacia conductas que favorecen el desarrollo sostenible.

Sin ser social, es decir, sin estar incorporado en un grupo de personas y, no menos importante, sin ser amistoso, no se podrá alcanzar el objetivo común de apostar de forma decidida por un desarrollo sostenible.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Entrevista a: Ricardo Loy

Ricardo Loy es licenciado en Derecho por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Ha sido asesor fiscal y contable, integrante del equipo en KPMG durante varios años, y asesor en administración de fincas.

En su labor eclesial, estuvo en la secretaría del Consejo Diocesano de Acción Católica y Secretario General de la Federación de Movimientos de Acción Católica.

Desde 2015 es Secretario General de Manos Unidas, nombramiento aprobado por la Conferencia Episcopal Española en su Comisión Permanente CCXXXIV celebrada los días 24 y 25 de febrero.

Entrevista:

Responsablia: ¿Cómo te defines a nivel personal y a nivel profesional?

Ricardo Loy: como un cristiano laico, padre de familia que después de muchos años en trabajo civil ha tenido la suerte y la oportunidad de trabajar en una asociación como Manos Unidas. A nivel profesional mi formación es jurídica aunque siempre he estado en contacto con el mundo de la cooperación, el compromiso social de la Iglesia y en asociaciones católicas.

Responsablia: Como Secretario General de MANOS UNIDAS, ¿Cómo valoras el ODS nº5 “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”? ¿Qué actividades y actuaciones realiza tu organización para contribuir a este ODS? ¿Cómo valoras en general la situación de la igualdad de género en España?

Ricardo Loy: Lo valoro como lo que es, la formulación de un deseo o de una oportunidad que hemos de hacer verdad en el año 2030. La formulación es de sentido común, lo difícil es que toda la humanidad haga lo posible para que las metas recogidas estén cumplidas en 2030, al menos que los problemas más urgentes o más graves en relación a la igualdad y empoderamiento de las mujeres y niñas sean historia.

Manos Unidas, desde sus orígenes está financiando, directa o indirectamente, proyectos en los que la mujer es la protagonista, trabajando en cuestiones de salud, formación, proporcionando recursos económicos y capacitación en derechos y su ejercicio, en luchar contra la violencia de género, etc.

Hay camino hecho, no se puede comparar la situación de las mujeres en España con las que conocemos en países de Africa, América o Asia, pero todavía aquí queda camino por recorrer en conciliación de la vida laboral y familiar, protección de la maternidad y trabajo, violencia de género y algunos otros.

Responsablia: En tu opinión, respecto a los ODS, ¿Existe suficiente conocimiento por parte de la población? ¿Qué acciones propones para aumentar el conocimiento y la concienciación de la sociedad para el logro de la Agenda 2030? ¿Qué alianzas propones para ello?

Ricardo Loy: No se ha difundido mucho ni lo que son, ni lo que suponen. En diferentes asociaciones, colegios, escuelas, y otras instancias de la sociedad civil, así como en algunas administraciones, se hace trabajo de difusión y explicación de los mismos, así como los efectos que deben tener sobre nuestras formas de vida, sobre todo entendiendo que la consecución de los objetivos formulados es tarea para toda la sociedad, no solo para algunos actores de la misma.

Los principales actores, por la capacidad normativa que tienen, por la competencia para implementar medidas y organismos que revisen y creen órganos de seguimiento del cumplimiento deben ser los gobiernos, pero toda la sociedad debe trabajar por su consecución, pues los problemas que se enfrentan son tan complejos que requieren la atención y la acción de toda la sociedad.

Responsablia: El sector privado, como pilar fundamental para cumplir con los ODS y, en particular, con el ODS nº5, en tu opinión, ¿Crees que está realizando una buena labor con respecto a las metas de cumplimiento de género? ¿Qué aspectos y ámbitos de mejora existen para alcanzar esas metas? ¿Qué fórmulas propones para ello?

Ricardo Loy: el sector privado es uno más de los actores implicados, no creo que sea el más importante. No tengo una opinión fundamentada con datos, pero si se de los esfuerzos de muchas empresas, a través de sus departamentos de responsabilidad corporativa o de los trabajos del observatorio de derechos humanos, que con sus indicaciones están haciendo posible los cambios en las actividades de las empresas con el fin de realizarlas teniendo presentes los derechos humanos, como un criterio más de buena gestión; las actividades relacionadas con la transparencia y el buen gobierno son también parte de este camino, así como los voluntariados corporativos ofertados a los empleados o la financiación de proyectos de cooperación con las decisiones de los empleados, son todas acciones concertadas con los objetivos, y una actividad alineada con los derechos humanos.

No poseo datos concretos respecto a la implementación de acciones encaminadas a cumplir las metas del ODS 5, no cuento con esa información y por tanto en la realidad española no puedo pronunciarme sobre cómo se cuidan la conciliación de la vida laboral y familiar, cómo está siendo la contratación de mujeres, como se cuida y respeta su desarrollo profesional, cómo se respetan las decisiones sobre maternidad o como se vigilan las políticas de acoso en la empresa; son todos temas que deben ser revisados, informados y desarrollados por las empresas y no conozco la realidad sobre las mismas.

Mi propuesta sería conocer y desarrollar al menos estos temas citados y trabajar en su desarrollo o implementación en caso de existir.

Responsablia: Además del sector privado, el sector público también debe dar ejemplo de cumplimiento con el ODS nº5. En tu opinión, ¿Cómo hay que implicar al sector público para que contribuya a este ODS? ¿Qué actores sociales deben liderar el cumplimiento del ODS nº5? ¿Qué alianzas son necesarias para ello? ¿Qué papel debe jugar la educación y la formación para la concienciación y sensibilización infantil y juvenil?

Ricardo Loy: El principal actor que ha de poner en marcha las políticas que hagan posible el cumplimiento de las metas de la Agenda 2030 es el sector público, puesto que es quien tiene la capacidad de crear normas y mecanismos que permitan lograrlas y desarrolle acciones para el cumplimiento.

Los gobiernos están obligados a velar por el desarrollo, la información y la toma de decisiones que hagan posible que la Agenda 2030 sea una realidad al término de este período estableciendo los mecanismos de revisión, desarrollo y verificación del cumplimiento de las metas recogidas.

Responsablia: Por último, te pedimos que compartas con nosotros una frase, un libro y un referente que te hayan influido en tu desarrollo personal y profesional.

Ricardo Loy:

Frase: Dos, una de una Encíclica y otra del Evangelio:

  • “Es un humanismo pleno el que hay que promover. ¿Qué quiere decir esto sino el desarrollo integral de todo hombre y de todos los hombres?”, Populorum Progressio 42.
  • “Dadles vosotros de comer”, Mc. 9, 13.

Libro: Podría parecer un tópico, pero me quedo con “Don Quijote de la Mancha”.

Referente: Las Mujeres de Acción Católica de los años 50 y 60 que pusieron en marcha la Campaña contra el Hambre, antecesora de Manos Unidas, por su visión y compromiso.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Agenda 2030, ODS nº5: igualdad de género

Prosigue la exposición que trata de explicar de forma extensa la Agenda 2030 configurada en base a 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Se van a explicar todos y cada uno de los ODS.

El ODS nº 5 lleva por título “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”.

A continuación, se detallan las metas asignadas para este Objetivo Global:

  • Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo.
  • Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación.
  • Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina.
  • Reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social, y promoviendo la responsabilidad compartida en el hogar y la familia, según proceda en cada país.
  • Asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública.
  • Asegurar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos según lo acordado de conformidad con el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, la Plataforma de Acción de Beijing y los documentos finales de sus conferencias de examen.

Para ello se deberá:

  • Emprender reformas que otorguen a las mujeres igualdad de derechos a los recursos económicos, así como acceso a la propiedad y al control de la tierra y otros tipos de bienes, los servicios financieros, la herencia y los recursos naturales, de conformidad con las leyes nacionales.
  • Mejorar el uso de la tecnología instrumental, en particular la tecnología de la información y las comunicaciones, para promover el empoderamiento de las mujeres.
  • Aprobar y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas a todos los niveles

Para conseguir estas metas, proponemos desde aquí, entre otras, las siguientes actuaciones:

  • Cada país debe tener un departamento específico que vele por las políticas y leyes que promueven la igualdad de género, que dependa del Ministerio de Asuntos Sociales, o denominación similar en función del país.
  • Promover centros de observación, investigación, estudio y seguimiento de la aplicación de las políticas y leyes que promueven la igualdad de género.
  • Educar en la diversidad, en particular, en género, y reprobar comportamientos contrarios al respeto y la integridad de la mujer.
  • Establecer mecanismos de apoyo y ayuda a mujeres vulnerables, y establecer mecanismos de protección a mujeres que denuncian prácticas abusivas e, incluso, lesivas.
  • Apoyar a las ONGs que trabajan de forma específica el ODS nº 5.
  • Promover la igualdad de género en las empresas, en las administraciones públicas y en el resto de organizaciones, por ejemplo con la creación de sellos, premios y reconocimientos a las mejores prácticas.
  • Establecer programas de RSC a nivel interno (empleados y toda la cadena de valor) y a nivel externo (acción social) dirigidos de forma específica al ODS nº5.

Desde Responsablia, como consultora en asesoramiento, formación y sensibilización en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, ayudamos a incorporar e integrar la RSC en la estrategia de la organización y, en concreto, a su alineación con los ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible, estableciendo planes, programas y alianzas para su implementación.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies