El compromiso (I): su razón de ser

n12_El compromiso, su razón de ser

El nuevo ciudadano que emerge en la nueva era, la era de la sostenibilidad, se le ha titulado con el nombre de “ciudadano moral”. Y para desarrollarse como tal, para ser más respetado y aceptado y tener “licencia social para operar”, debe elegir y definir por un lado un propósito que le guíe, y por otro lado un compromiso con la sociedad.

A partir de esta introducción, encontramos que el nuevo ciudadano se sirve y utiliza dos guías:

  • La guía interna, a partir del propósito que él mismo ha definido y va a seguir.
  • La guía externa, a partir del compromiso que él se va a atribuir con respecto a su entorno.

La razón de ser del compromiso es que el nuevo ciudadano no está sólo, convive con sus semejantes, se relaciona, interactúa y toma decisiones que afectan a los demás.

Identifica sus grupos de interés que le afectan en mayor o menor medida. En general, proponemos los siguientes:

  • La familia: la nuclear por convivencia y el resto por consanguinidad.
  • Los amigos: con sus diferentes procedencias (barrio, escuela, profesión, aficiones, etc.).
  • Los “influencers”: personas en las se apoya para aprender aptitudes, capacidades y habilidades.
  • Las redes sociales: personas que ya están en los grupos anteriores, y otras que sólo se conocen por la red social.
  • Los medios de comunicación: antes es una relación unidireccional, ahora hay interacción.
  • Las Administraciones Públicas: relaciones de tipo fiscal, tributario y de diversa índole.
  • Los “profesionales”: ámbito exclusivamente vinculado a la carrera profesional.
  • El Tercer Sector: ONGs y entidades similares con las que colabora.
  • EL MEDIO NATURAL: el lugar físico dónde vive y consume recursos y energía.

En función del grado de importancia que el ciudadano confiere a cada grupo de interés, el compromiso será más o menos intenso. Ello implicará mayor o menor relación y, por tanto, grado de confianza.

Pero lo que diferencia al nuevo ciudadano es “su componente de persona sostenible”, es su razón de ser motivada por su convivencia con su entorno y con el medio natural. En consecuencia, adoptará un compromiso de fomento de respeto, convivencia y responsabilidad tanto con su entorno conformado por los grupos de interés con los que se relaciona como con el medio natural.

Y, en la medida de lo posible, tratará de fomentar y promover este compromiso en la comunidad con la que convive. Con la perseverancia en su compromiso y con su ejemplo, será una persona más respetada y valorada, en los más altos valores éticos y de credibilidad.

El nuevo ciudadano es, por lo tanto, una persona comprometida con la sociedad y con el medioambiente.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies