El compromiso (VI): sinergias y alianzas

n17_El compromiso, sinergias y alianzas

El nuevo ciudadano, aquí definido con el nombre de “ciudadano moral”, surge en la nueva era, “la era de la sostenibilidad”, e incorpora en su ADN un compromiso social.

En los artículos anteriores que explican y desarrollan ese compromiso, se menciona que el compromiso lo adquiere a partir de sus preocupaciones y anhelos. Selecciona y elige las vías de atención y asistencia que más y mejor cubren sus expectativas. Desarrolla habilidades para poder desarrollar este compromiso y, por todo ello, le produce un beneficio en forma de retorno emocional.

En el presente artículo se van a proponer acciones para obtener sinergias y alianzas que el nuevo ciudadano tendrá la posibilidad de realizar, con el objetivo de afianzar y consolidar el compromiso social adquirido. Este artículo está muy relacionado con el artículo referido a “atención y asistencia”, en el que se mostraba, por un lado la tipología de organizaciones de marcado carácter social, y por otro lado las diferentes formas de materializar el compromiso.

Debido a que una persona (e incluso una organización) se interrelaciona con otras personas (y organizaciones), se propone desde aquí efectuar una serie de acciones a nivel personal (y organizacional) que promuevan y favorezcan las sinergias y alianzas con otras personas (y organizaciones) afines al compromiso social adquirido.

Se proponen las siguientes acciones a realizar:

  • Crear una Asociación: a partir de los fines similares de los diferentes miembros.
  • Crear una Federación: a partir de los objetivos y metas similares de los diferentes miembros.
  • Promover un Clúster: a partir de la localización y agrupación geográfica de sus miembros.
  • Promover un Think Tank: crear un espacio común para mejorar la práctica de la actividad.
  • Definir un Código de conducta: aplicable a todos los miembros de la Asociación y/o Federación.
  • Definir un Código Deontológico: aplicable al sector de actividad de los miembros.
  • Actuación en redes sociales: establecer plataformas de diálogo y opinión online.
  • Formación y sensibilización: para miembros presentes y futuros, incluso creando un Instituto.

A partir de estas acciones, se alinea a todos los miembros que comparten una actividad con marcado carácter social, favoreciendo la consecución de los siguientes objetivos:

  • Mejor autorregulación.
  • Prácticas justas de operación.
  • Mayor integración con la Comunidad.
  • Mejora continua e innovación.
  • Mejor acceso a financiación.
  • Representatividad ante las instituciones.

El nuevo ciudadano, por tanto, se va a preocupar de conocer a personas que han apostado por un compromiso similar al suyo propio, y actuará “en red” y en equipo para aunar esfuerzos en la consecución de los logros a partir de los objetivos marcados, tanto individuales como colectivos.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies