El valor compartido (II): inversión y endeudamiento

n17_El valor compartido (II)_inversión y endeudamiento

La nueva empresa, que surge en la nueva era, la “era de la sostenibilidad”, se ha propuesto titularla como “empresa disponible”, e incluye en su misión la de generar valor compartido.

Una de las implicaciones que conlleva la generación de valor compartido es la denominada “inversión y endeudamiento”, que se va a desarrollar en el presente artículo.

La inversión y endeudamiento necesarios, se refieren a los requerimientos para poder desarrollar la actividad de la organización, definida en su misión, que significa la “razón de ser” de la misma. Como se ha comentado con anterioridad, la misión también contiene la generación de valor compartido, que aparece como consecuencia de incorporar la RSC, Responsabilidad Social Corporativa en la estrategia, gestión y operativa de la organización.

La generación de valor compartido está directamente relacionada con la innovación responsable y sostenible y con la mejora continua interna y con proyección externa. Ello va a implicar nuevos proyectos, nuevas iniciativas, nuevas propuestas y nuevas acciones que pueden provocar nuevos productos y servicios, con y sin ánimo de lucro.

Para lograrlo, se va a necesitar financiación, tanto interna como externa. Con respeto a la segunda opción, la generación de valor compartido puede suponer una ventaja diferencial para la organización en la mayor probabilidad de obtención de la misma, lo cual tiene una doble consecuencia para la organización:

  • Poder efectuar la inversión necesaria.
  • Poder obtener unas mejores condiciones de endeudamiento.

Como ya se comentó en el artículo anterior, el fundamento de que la generación de valor compartido supone una ventaja diferencial para obtener financiación, se fundamenta en el hecho de que los inversores cada vez más valoran la información no financiera a la hora de analizar la viabilidad presenta y futura de la organización.

Por lo tanto, cada nuevo proyecto, innovación y/o propuesta de mejora en los productos y/o servicios de la organización, con una marcada generación de valor compartido, tienen una probabilidad mayor de tener apoyo y financiación interna y externa.

Adoptando criterios de sostenibilidad, a partir de la adopción de la RSC en la organización, se obtienen nuevas perspectivas relacionadas con los aspectos social y medioambiental, en el desarrollo de nuevos proyectos, pero también se pueden relacionar con mejoras en los aspectos laborales, éticos y de respeto a los derechos humanos.

El retorno intangible tanto interno (organización comprometida) y externo (reputación e imagen de marca) es la consecuencia más importante del desarrollo del componente de la misión de la organización definido como “la generación de valor compartido”.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies