El YO sostenible (I): contribución

n21_el-yo-sostenible-contribucionEn la nueva era, “la era de la sostenibilidad”, emerge un nuevo ciudadano, aquí propuesto con el sobrenombre de “ciudadano moral”. En su ADN está insertado uno de los pilares en los que se basa su conducta y actitud, así como su relación con las personas y con el medio natural: la sostenibilidad.

Las principales características que definen al nuevo ciudadano como un actor que contribuye a la sostenibilidad, entendida como la relación que se establece entre él con la sociedad y con el medioambiente, son las siguientes:

  • Predica el eticismo: es el código en el que se basa el razonamiento sobre el que el nuevo ciudadano fundamenta su conducta y comportamiento, orientado hacia la bondad, en una triple vertiente, interior, relacional con la sociedad y relacional con el medio natural.
  • Incorpora en su misión (propósito) que le guía, elementos sociales, medioambientales, éticos y de respeto a los derechos humanos.
  • Incorpora en su visión (compromiso) a largo plazo, el fomento de respeto, convivencia y responsabilidad tanto con sus grupos de interés con los que se relaciona como con el medio natural.
  • Practica el buenismo: supone, como ya se comentó en artículos anteriores, “co-crear los buenos días”, cuyo fin último es el de generalizar este comportamiento definido bajo el paradigma de “la búsqueda del bien común”.

Estas son las características principales que le confieren al nuevo ciudadano la etiqueta de “YO sostenible”, y que se manifiestan, en su desarrollo diario y constante a lo largo del tiempo, en unos comportamientos conductuales basados en ser una persona:

  • CON VALORES: la responsabilidad es el eje fundamental dirigido hacia el respeto a los demás y al medio ambiente, promoviendo el bien común.
  • CON PROPÓSITO: el logro personal al que toda persona aspira para sus necesidades primarias, tiene un componente social y medioambiental que le hace alcanzar un mayor grado de felicidad.
  • COMPROMETIDA: actúa, promueve, difunde y propone con el ejemplo, sensibiliza, avisa, ayuda y, en definitiva, se comporta como una persona preocupada por el futuro de la sociedad y del planeta.
  • RECONOCIDA: por todo lo anterior, a partir de sus valores (ética), misión (propósito) y
     (compromiso), es una persona bien valorada y, en el óptimo, puede llegar a ser un referente o “influencer”.

Y si existen grupos de personas con la etiqueta de “YO sostenible”, a partir de alianzas, sinergias, colaboraciones y otras formas de unión de esfuerzos para la consecución de los objetivos propuestos que mejoren la sociedad y el planeta, los logros obtenidos y las metas alcanzadas crecerán de manera exponencial.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies