El YO sostenible (II): responsable de forma natural

n22_El YO sostenible, responsable de forma naturalEn la nueva era, “la era de la sostenibilidad”, se consagra un nuevo ciudadano, aquí denominado bajo el epígrafe de “ciudadano moral”. Uno de los pilares en los que se sustenta su conducta y actitud, así como su relación con las personas y con el medio natural es la sostenibilidad.

En el artículo anterior se explicaron las características que definen al nuevo ciudadano en virtud de su contribución a la sostenibilidad, al desarrollo sostenible. Aquéllas características le confieren la etiqueta de “YO sostenible”. Por último, se explicaron las manifestaciones que conllevan el llevar esta etiqueta, es decir, cómo afecta a su conducta y comportamiento.

En el presente artículo vamos a detallar, a partir de un artículo anterior, cómo ha llegado a ser el nuevo ciudadano lo que es: un ciudadano responsable de manera inconsciente, es decir, es responsable de forma natural, por inercia. La evolución seguida es la siguiente:

1ª etapa: ciudadano es irresponsable de forma inconsciente

El ciudadano no toma consciencia de la repercusión que provocan su conducta y comportamiento. El entorno no ayuda, pues impera un comportamiento que no castiga ni repudia la irresponsabilidad. La persistencia de esta situación lleva a una verdadera crisis cultural y de valores. Pero existen sectores y actores, liderados frecuentemente por la sociedad civil, que alertan sobre ello e intentan poner freno y coto a esta situación.

El efecto más inmediato es que se constata que así no se puede seguir. Y se busca una alternativa, que viene a través de aplicar los valores inherentes a la Responsabilidad Social en la conducta y comportamiento. Es la transición hacia la siguiente etapa.

2ª etapa: ciudadano es irresponsable de forma consciente

Ya se conocen los efectos de la situación anterior, y se conocen los efectos que genera una conducta y comportamiento basada en adoptar la responsabilidad social. Ello implica que actos no alineaos provocados en decir una cosa y hacer otra bien distinta, se hacen para sacar un provecho o beneficio, de forma consciente. Y este hecho parece que puede funcionar durante un período de tiempo. Pero con la aparición de las TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación y, en particular, las redes sociales, se empiezan a constatar estos comportamientos.

El camino pasa por alinear lo que se dice con lo que se hace. Así se genera confianza.

3ª etapa: ciudadano es responsable de forma consciente

Ya se es consciente de que hay que medir la relación con el medio natural y con la sociedad, ser responsable. Pero cualquier imprevisto, conmoción en el mercado, en la economía, provoca que el resultado inmediato vuelva a prevalecer, y se caen en las prácticas de la anterior etapa.

Pero no es la solución. La sociedad demanda transparencia para generar credibilidad. Es el siguiente y último paso hacia el “YO sostenible”.

4ª etapa: ciudadano es responsable de forma inconsciente

Aquí se desarrolla el nuevo ciudadano, el “ciudadano moral”, el que se relaciona de forma permanente con el medio natural y con la sociedad con la etiqueta de “YO sostenible”.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies