Empresa y preocupaciones laborales (I): productividad

n11_Editorial_abril 2016

Este es el primero de una serie de tres artículos que van a tratar la temática referida a “La empresa y las preocupaciones laborales”.

La organización que incorpora la RSC, Responsabilidad Social Corporativa en su estrategia, gestión y operativa diaria, tiene en cuenta, entre otras preocupaciones, las laborales. Ello implica que, a la hora de tomar decisiones, la variable laboral y cómo se ve afectada por las mismas, es tenida en cuenta.

Por lo tanto, el área que se ocupa de la gestión específica de las preocupaciones laborales, conocida comúnmente como el Área de los Recursos Humanos (RR.HH.), tiene que incorporar el nuevo paradigma de gestión que emana de la inclusión de la RSC en la gestión.

A continuación señalamos las acciones más conocidas que dependen de esta área:

  • Selección y reclutamiento de personal & gestión de cancelación de la relación laboral.
  • Definición de puestos de trabajo, competencias, capacidades y habilidades. Diversidad.
  • Promoción interna y retención del talento. Oportunidades y procesos incorporados.
  • Salarios, retribuciones y otras formas de compensación.
  • Seguridad y salud laboral, gestión interna o externa, sensibilización y formación.
  • Formación continuada, planes de formación, ayudas, subvenciones, etc.
  • Conciliación de la vida laboral con la vida familiar, flexibilidad, reglamentación interna, etc.
  • Relaciones con los representantes de los trabajadores, negociación colectiva.
  • Métodos de resolución de conflictos, sanciones, protección denunciantes, etc.
  • Comunicación bidireccional, canales, interlocutores, incidencia, etc.

Uno de los objetivos principales del Área de Recursos Humanos es obtener la máxima productividad de los recursos humanos empleados. A continuación se indican las diferencias entre la aplicación o no de la RSC en la organización para la consecución de mayor productividad:

  • SIN RSC, la visión de la organización es que sus RR.HH. son contemplados como un gasto más de la misma. En épocas de crisis, sólo se contempla una estrategia de reducción del gasto global de la organización y, por lo tanto, también del gasto de personal.
  • CON RSC, la visión de la organización es que sus RR.HH. son contemplados como una inversión. En épocas de crisis, se potencia la creatividad, la innovación, la generación de valor añadido que el personal puede incorporar, para cambiar las cosas.

Y las repercusiones que generan en los empleados, con independencia de su responsabilidad, son a grandes rasgos las siguientes:

  • SIN RSC, el clima laboral, las condiciones de trabajo y las relaciones existentes entre las personas son de competitividad, falta de confianza y, por lo tanto, inseguridad permanente. Ello implica que los empleados son menos felices y, por tanto, menos productivos.
  • CON RSC, el clima laboral, las condiciones de trabajo y las relaciones existentes entre las personas son de colaboración, de trabajo en equipo y ello genera más confianza y seguridad de cada empleado, lo que implica más felicidad y, por tanto, más productividad.

Desde Responsablia, como consultoría especializada en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, a partir de la incorporación de la RSC en las organizaciones, ayudamos en la gestión de los RR.HH. con acciones de asesoría, formación y sensibilización que, en último término, generan una mayor productividad de la organización.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies