Empresa y preocupaciones laborales (II): entendimiento

n12_Editorial_mayo 2016

Este es el segundo artículo de una serie de tres artículos que tratan la temática referida a “La empresa y las preocupaciones laborales”.

Cómo ya se comentó en el artículo anterior, la organización que incorpora la RSC, Responsabilidad Social Corporativa en su estrategia, gestión y operativa diaria, considera las preocupaciones laborales a la hora de tomar sus decisiones.

Incorporar las preocupaciones laborales supone preocuparse de uno de los grupos de interés más importantes para cualquier organización: los empleados.

La relación, el diálogo y la comunicación permanentes entre los representantes de la organización, con su responsable especifico en esta materia entre otros (“gestión de personas”, “gestión de recursos humanos” o similar), y los representantes de los trabajadores, generalmente representados mediante el “Comité de Empresa”, deberán reunir las siguientes condiciones en el óptimo:

  • Respecto a su relación:
  1. Debe ser directa, con las personas implicadas identificadas y disponibles.
  2. Debe ser transparente, con la información relevante para cada situación.
  3. Debe ser fluida, con disponibilidad máxima para el encuentro de las personas.
  4. Debe ser constructiva, alineando los objetivos de la organización con los de las personas.
  • Respecto al diálogo:
  1. Debe ser bidireccional, tomando la iniciativa cualquiera de las partes.
  2. Debe ser permanente, debido a la operativa diaria personal y/o digital.
  3. Debe ser pacífico, estableciendo un método interno para la resolución de conflictos.
  4. Debe ser empático, para facilitar la alineación en la consecución de los objetivos.
  • Respecto a su comunicación:
  1. Debe ser aplicable, mediante los canales aceptados por ambas partes.
  2. Debe ser planificada, mediante los calendarios establecidos y acordados.
  3. Debe ser verosímil, con información sobre objetivos, metas y acciones.
  4. Debe ser rigurosa, con información contrastada para la rendición de cuentas.

Todos estos aspectos facilitan y promueven el entendimiento entre los miembros de una organización en general,  y entre las dos partes identificadas con anterioridad, la dirección y los empleados.

Los beneficios que una organización obtiene cuando la relación, diálogo y comunicación existente entre la dirección y los empleados reúne las características antes relacionadas, son entre otros, los siguientes:

  1. Mejoría del clima laboral y organizacional.
  2. Mejoría del rendimiento y la productividad.
  3. Mejoría en la alineación de los objetivos de la organización con los de sus miembros.
  4. Mejoría en la fidelización y retención del talento.
  5. Los miembros de la organización son los primeros prescriptores de la misma.

Desde Responsablia, como consultoría especializada en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, a partir de la incorporación de la RSC en las organizaciones, ayudamos en la gestión de los RR.HH. con acciones de asesoría, formación y sensibilización que, entre otros beneficios, favorecen y fomentan el entendimiento entre los miembros de la organización.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies