Los grupos de interés (II): los Directivos

En la nueva era, definida a partir de una tendencia generalizada y demandada por la sociedad, que es “la era de la sostenibilidad“, conlleva el auge y proliferación de nueva empresa, que incorpora esta tendencia para mejorar su competitividad en este nuevo entorno. Aquí se ha propuesto que lleve el nombre de “empresa disponible”.

La metodología aplicada por que la nueva empresa para su desarrollo sostenible, es la incorporación de la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, con efectos tanto en su estrategia, como en su gestión y operación diaria.

Una de las líneas de actuación que definen el desarrollo de la RSC, es la gestión de los grupos de interés, que implica tanto el análisis de la relación e interacción, como la gestión y evaluación de los riesgos y de las oportunidades a través de su incidencia e impacto.

En este capítulo se habla del “los Directivos”, o de “Equipo Directivo”, grupo de interés existente en cualquier empresa, por lo que se considera que es un grupo de interés interno.

El equipo directivo, con independencia del origen y causa de su nombramiento, de forma genérica se compone de un director general y de unos directores de área. Las áreas más habituales en las que se dotan de un director son las siguientes: Director de Personal, de Producción, de Compras, de Marketing y Ventas, de Administración y Finanzas, de Comunicación y RR.PP., de RSC, etc.

En cualquier caso, el Equipo Directivo se relaciona con la empresa, definida a partir de los grupos de interés que inciden en ella, de la siguiente manera:

– Recibe las observaciones e indicaciones del Consejo de Administración (o de la propiedad), que marca las pautas para el desarrollo de la estrategia a seguir a medio y largo plazo.
– Traslada la información de los resultados obtenidos por la empresa al Consejo de Administración e incluso, a la Junta General de Accionistas (si es el caso aplicable).
– Estudia de forma interna, es decir, entre sus miembros, el desarrollo de los métodos, políticas, planes y programas para el desarrollo de la estrategia a corto plazo, incluyendo una medición de logros y resultados.
– También delibera entre sus miembros sobre aspectos relativos al gobierno corporativo (políticas de incentivos, logro de objetivos y metas, pautas y códigos de comportamiento, definición de estilo de liderazgo, proceso de toma de decisiones, etc.).
– También delibera entre sus miembros sobre aspectos estratégicos puntuales, tales como la gestión de un accidente laboral, una noticia relevante sobre un gran cliente (declaración de quiebra), una alianza con otra empresa (sinergia, colaboración, etc.), una multa de una administración pública, etc.
– Dispone de diferentes departamentos, grupos de trabajo u otras agrupaciones de personas, en las que delega funciones directivas, con una solicitud de información periódica sobre el grado de consecución de objetivos y metas.
– Relaciones con los grupos de interés externos: contratos, ventas, compras, etc.
Se debería registrar documento para cada reunión en la que intervenga el Equipo Directivo, o uno o varios de sus miembros, para dejar constancia de lo tratado.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies