Los valores (X): social y amistoso

Estamos inmersos en la denominada “era de la sostenibilidad”, que se caracteriza por la sensibilidad y preocupación acerca del impacto que provocan la producción y el consumo no sólo a nivel económico, también a nivel social y medioambiental.

Esta sensibilidad la lidera el nuevo ciudadano, que contribuye al desarrollo sostenible, a partir de la consolidación de una nueva conciencia basada en una serie de valores que la sustentan. Estos valores son los que guían la actuación y el comportamiento, las conductas y los actos, todos ellos con una meta: promover el desarrollo sostenible a toda la sociedad.

Al nuevo ciudadano proponemos desde este blog con el nombre de “ciudadano moral”, y a los valores antes mencionados, también proponemos que se configuren en un código llamada “eticismo”. Dicho código lo conforman 10 valores duales.

El décimo valor dual se llama “social y amistoso”. Se propone una explicación a continuación.

Ser social significa que una persona pertenece a una sociedad. Y en general, pertenece a un grupo social, definido porque las personas de ese grupo interactúan entre ellas para conseguir un objetivo común y diverso a la vez, consensuado por la mayoría.

Lo amistoso se relaciona con la amistad. La amistad significa un afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

Con el objetivo claro que el nuevo ciudadano tiene para difundir, promover y practicar el desarrollo sostenible, las fases para su implementación serían las siguientes:

  • Localizar a tus semejantes: ciudadanos con el mismo objetivo.
  • Añadir nuevos integrantes: nuevos ciudadanos que se añaden para alcanzar el mismo objetivo.
  • Incorporar buenas prácticas: seleccionarlas como argumentos.
  • Localizar referentes: ciudadanos ejemplares que han contribuido de forma importante con el logro del objetivo común.
  • Establecer alianzas: entre diferentes razas, etnias, ideologías, etc., para alcanzar el mismo objetivo.
  • Promover objetivos comunitarios: pasar de lo individual a lo comunitario.
  • Fomentar acuerdos: establecer normas de funcionamiento que velen por el logro del mismo objetivo.
  • Viralizar logros: que lleguen a la máxima ciudadanía posible, para que lo tengan en cuenta.
  • Asumir comportamientos: ir incorporando de forma paulatina y de forma consciente, conductas que favorecen el objetivo común.
  • Ser inconscientemente sostenible: cada vez más, se actúa de manera natural hacia conductas que favorecen el desarrollo sostenible.

Sin ser social, es decir, sin estar incorporado en un grupo de personas y, no menos importante, sin ser amistoso, no se podrá alcanzar el objetivo común de apostar de forma decidida por un desarrollo sostenible.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies