Ser responsable inconsciente

El nuevo ciudadano, que hemos bautizado con el nombre de “ciudadano moral”, ya hemos visto que se caracteriza por su preocupación en que sus acciones, sus comportamientos, sus relaciones y sus decisiones afectan a los demás y al medio natural con el que convive.

Pero no siempre ha sido así. De hecho, se proviene de una evolución que ha pasado por diferentes etapas, las cuales se detallan a continuación.

1ª etapa: ciudadano irresponsable de forma inconsciente

Se está en la creencia del que todo vale, que el fin justifica los medios, del que todos hacen y actúan de la misma manera. Se instala en el comportamiento colectivo esta creencia en la forma de actuar y de operar. E incluso parece ser que incluso existe impunidad también generalizada.

Pero al final la comunidad se resiente y para evolucionar, se adopta la necesidad de aplicar la Responsabilidad Social en el comportamiento, con lo que se llega a la siguiente etapa.

2ª etapa: ciudadano irresponsable de forma consciente

Aquí el ciudadano aparenta ser responsable, engaña de forma consciente, dice una cosa pero en muchas ocasiones actúa de otra manera. Con algunas buenas obras compensa otros comportamientos similares a los de la etapa anterior, que todavía predominan sobre esas buenas obras. Pero aquí ya existe un riesgo de ser descubierto e incluso, penalizado, gracias a la aparición de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.

Para evolucionar, se instala la necesidad de generar confianza, con lo que se llega a la siguiente etapa.

3ª etapa: ciudadano responsable de forma consciente

Ya se actúa de forma aceptada por la sociedad, por la comunidad, con preocupación en los impactos de sus acciones en sus relaciones, en las personas y en el medio natural. Pero en época de “vacas flacas”, en época de crisis, es fácil sucumbir a prácticas que se encontraban en la etapa anterior.

Para evolucionar, se instala la necesidad de generar credibilidad de forma permanente, con lo que se llega a la última etapa.

4ª etapa: ciudadano responsable de forma inconsciente

Aquí se encuentra el nuevo ciudadano, el “ciudadano moral”, el que crea de forma permanente valor compartido y se preocupa por el bien común. En él se observan características definitorias tales como la colaboración, la solidaridad y el voluntariado. Se optimiza el respeto al entorno ambiental y social.

Se constata en este artículo que, a partir de la evolución hasta la aparición del nuevo ciudadano, se obtendrán nuevas organizaciones, nuevas relaciones y, en definitiva, nueva convivencia entre los diferentes actores sociales.

En la nueva comunidad emergente en la nueva era, “la era de la sostenibilidad”, encontramos que los actores sociales constan de estos nuevos ciudadanos, en el que su comportamiento global será la suma de los comportamientos individuales. Y así se alcanza una sociedad responsable “per se”, es decir, de forma inconsciente.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies