Los grupos de interés (XII): las generaciones futuras

En esta época de cambio, uno de los aspectos que la definen es “la era de la sostenibilidad”, y se caracteriza por la incorporación en las decisiones que toman las empresas de los aspectos sociales, laborales, medioambientales, éticos y de respeto a los derechos humanos. Ello deriva en la evaluación del impacto que genera la actividad de la empresa en la sociedad, la economía y el planeta.

En este contexto, aparece una nueva empresa, que se propone desde aquí con el nombre de “empresa disponible”. Y su propósito es contribuir al desarrollo sostenible.

Para ello incorpora en su estrategia, gestión y operación (políticas, procesos y procedimientos) la RSC, Responsabilidad Social Corporativa. Con ello consigue ser vista y reconocida como una organización socialmente responsable.

Para dicho reconocimiento, uno de los aspectos fundamentales a gestionar, es la identificación de los diferentes grupos de interés con los que la empresa se relaciona. Se identifican por ser los afectados de forma directa o indirecta por las decisiones e impactos de la actividad de la organización.

El grupo de interés que se analiza en el presente artículo es “Las generaciones futuras”.

Este grupo de interés implica llevar a cabo una serie de actuaciones por parte de la organización. Son proponen las siguientes:

Conocer las exigencias, necesidades, anhelos, expectativas y requerimientos de este grupo de interés para su gestión futura en sus diferentes roles: como cliente (consumidor o usuario), como proveedor, como empleado, como directivo, etc.
Conocer sus tendencias en hábitos de consumo, relacionales, acceso a la información, formas de comunicación, etc.
Conocer los valores que los guían, los influencers que los motivan, las acciones a las que se suman y adhieren, las acciones o actos que penalizan y rechazan, etc.

Existen numerosos estudios que indican que, como aspectos definitorios de las generaciones futuras, indican que serán 100% digitales, que adquirirán un mayor compromiso social y ambiental y que valorarán las opiniones favorables a las organizaciones que han provocado experiencias de cliente satisfactorias.

Por lo tanto, las organizaciones hoy se deben preparar para estar en la mejor posición de salida para obtener de las nuevas generaciones una valoración positiva e identificativa como organizaciones y marcas socialmente responsables.

Y ello se consigue y se afianza con el mantenimiento de una comunicación ética y transparente, con todos los grupos de interés en general, y con las generaciones futuras en particular.

Por último, en el óptimo, ser una organización socialmente responsable implica contribuir al desarrollo sostenible, y ello supone la preocupación permanente por las generaciones futuras.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies