Entrevista a: Borja Vega

Borja Vega, Alianzas Estratégicas en la ONG “Ayuda en Acción”

Borja tiene 15 años de experiencia profesional en departamentos de marketing y RSC del sector tecnológico y fundacional.

Con buena capacidad de comunicación y conocimientos de los ámbitos del Marketing Relacional, la Gestión de los Stakeholders y el Impacto Social trabajo junto a entidades y empresas en Inversiones de Impacto, Voluntariado Corporativo y Marketing Social.

Entrevista:

Responsablia: ¿Cómo te defines a nivel personal y a nivel profesional?

Borja Vega: Para esto no vale un tweet. Una persona que busca contribuir a generar un impacto positivo que se traduzca en: menos desigualdad y mayor acceso a los derechos fundamentales para todas las personas en todas las partes del mundo; ayudando a empresas y fundaciones a diseñar y poner en marcha programas de Responsabilidad Social, que se construyen mediante relatos de transformación que las conectan con sus Grupos de Interés (empleados, clientes, inversores…) y las orientan hacia la Sostenibilidad.

Responsablia: Como miembro de “Alianzas Corporativas” de ‘Ayuda en Acción’, ¿Cómo valoras el ODS nº16 “Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas”? ¿Crees que España podrá cumplir con este ODS en 2030? ¿Cómo facilitar este cumplimiento en 2030?

Borja Vega: En primer lugar, es necesario entender que más allá de los mercados, el desarrollo de un país está estrechamente relacionado con la salud de sus poderes públicos y el Estado de Derecho que disfrutan su ciudadanía. Ambos se condicionan mutuamente, de ahí que para facilitar el cumplimiento del ODS 16, en 2030, es necesario poner el foco en estos dos aspectos.

Para una entidad como Ayuda en Acción, entre las cuestiones esenciales a las que es necesario dar respuesta urgente para construir sociedades pacíficas e inclusivas se encuentran la violencia sexual, la trata de personas o la explotación infantil. Tres cuestiones que en mayor o menor medida siguen dándose en España y el resto de países de África, América, Asia y Europa donde tenemos presencia. Tres cuestiones a las que damos respuesta y que se recogen en nuestra estrategia institucional 2019-2021 en un punto específico: Protección frente a la violencia y la intolerancia

Por otro lado, sin un acceso universal a una educación de calidad no puede hablarse de promoción de la justicia, la paz y la inclusión. De acuerdo con los últimos datos de UNICEF, en la actualidad el mundo está inmerso en más conflictos bélicos que en cualquier otro momento de los últimos 30 años. Estos conflictos son directamente los responsables de apartar de la escuela a más de 28 millones de niños y niñas; y, en otros, porque los niños y las niñas se convierten en niños soldados. 

A estas cuestiones se suma la corrupción. Una amenaza global que supone un importante coste económico para los estados y que repercute en el bienestar del conjunto de la sociedad. De hecho, el soborno, el robo y la evasión impositiva representan alrededor de 1,26 billones de dólares al año para los países en desarrollo. Es una cantidad que, obviamente, podría suponer una importante diferencia para, entre otras los cerca de 1,5 millones de personas que viven en situación de pobreza y son destinatarias de nuestros proyectos.

Responsablia: En tu opinión, ¿Cuáles son los aspectos que un Estado debe considerar para promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas? ¿Qué medidas de tipo normativo, fiscal, educativo, etc., consideras imprescindibles para fomentar este tipo de sociedades?

Borja Vega: Ante todo, debemos afrontar la falta de justicia, la conflictividad o la exclusión como lo que son, problemas en los que se mezclan muchos temas, aparentemente inconexos, pero con puntos en común.

Así, la corrupción implica, no pocas veces, la impunidad de quienes ejercen la violencia sexual o de quienes utilizan mano de obra infantil. Del mismo modo, los conflictos armados son el caldo de cultivo para esos y otros delitos.

Entonces, ¿cómo conectar los puntos y dar respuesta a esta situación? En primer término, estableciendo entornos seguros para la infancia. Por ejemplo, es importante conseguir que todos los nacimientos sean adecuadamente registrados y se garantice el acceso de la infancia a una identidad jurídica desde el momento de su nacimiento, como base sobre la que reclamar y ejercer sus derechos.

También necesitamos avanzar hacia el ODS 16 fortaleciendo las instituciones y los mecanismos nacionales e internacionales de control de las desviaciones. Por ejemplo, vigilando de manera más intensa los movimientos financieros y el tráfico ilegal de armas, o apoyando la recuperación y devolución de los activos robados.

Responsablia: En tu opinión, ¿Qué papel puede y debe jugar el sector privado en el cumplimiento del ODS nº 16? ¿Qué tipo de alianzas y/o sinergias u otro tipo de colaboraciones propones para una mejor contribución del sector privado en el ODS nº 16?

Borja Vega: Las empresas son un nexo común de millones de personas; todas ellas a lo largo de su vida han sido, son y serán clientes, trabajadoras, grupo de interés y en algunos casos participes de su capital a través de los mecanismos de ahorro colectivo disponibles en el mercado. En este sentido las empresas y quienes las gobiernan tienen un papel clave en la consecución de dichos objetivos.

Los retos actuales planteados por la pobreza, el hambre, la disminución de los recursos naturales, la escasez de agua, la desigualdad social, la degradación ambiental, las enfermedades, la corrupción, el racismo y la xenofobia, entre otros factores, suponen un desafío para la paz y generan un terreno fértil para el surgimiento de conflictos.

La promoción de la sostenibilidad y de la responsabilidad social pueden contribuir de manera decisiva a disipar y eliminar estas causas de conflicto y, por tanto, a sentar las bases para una paz duradera. Mientras que, a su vez, la paz consolida las condiciones requeridas para el desarrollo sostenible y moviliza los recursos necesarios que permiten a las sociedades y a las empresas desarrollarse y prosperar.

Responsablia: Respecto a vuestra organización ‘Ayuda en Acción’, ¿Cuáles son sus ejes principales de actuación? ¿Cómo propones educar y concienciar a las generaciones presentes y futuras, para la promoción de sociedades justas, pacíficas e inclusivas?

Borja Vega: Desde Ayuda en Acción trabajamos intensamente en favor de los derechos de las mujeres y la infancia, colectivos que sufren una especial vulnerabilidad. Y lo hacemos en distintos frentes, con la educación como principal herramienta. Esta nos ha servido para luchar activamente en contra de la mutilación genital femenina en países como Kenia o Etiopía, lugares donde el trabajo en colaboración con organizaciones locales nos ha permitido reducir la práctica de esta tradición, una de las formas de violencia de género más agresivas.

La educación también ha sido clave en países como Nepal, donde contamos con tres casas de prevención en las que proporcionamos formación y refugio a supervivientes de la violencia doméstica y adolescentes en riesgo de caer en la trata o que han sido víctimas de ésta. Darles un oficio o los conocimientos necesarios para emprender su propio negocio es la mejor forma de mantenerlas alejadas de esas redes. Además, hemos conseguido que se condene a más de 1.000 traficantes en Nepal y la India, pero no hay que bajar la guardia: cada año más de 20 millones de personas, en el mundo, son víctimas de trata, y un tercio de ellas son menores.

En esta misma línea de promover desde la educación la justicia y la no violencia, trabajamos para impulsar una cultura de Reconciliación y Paz en contextos como el colombiano. En concreto, en la Región Mojana, la infancia y adolescencia no solo conoce sus derechos y se apropia de los mismos, sino que tienen un papel protagonista en la promoción, visibilización, sensibilización y movilización en torno a una cultura de paz en sus comunidades.

Así mismo, y en otro eje de actuación, damos Asistencia Humanitaria a personas refugiadas en Uganda y Etiopía que huyen de países como Sudán del Sur o Eritrea. En ambos casos trabajamos para fortalecer la paz y la convivencia con las sociedades de acogida pues no podemos olvidar que quienes les reciben se encuentran en una situación de vulnerabilidad igual o mayor que los que se han visto forzados a huir.

Responsablia: Por último, te pedimos que compartas con nosotros una frase, un libro y un referente que te hayan influido en tu desarrollo personal y profesional.

Borja Vega:

Frase: “Lo esencial es invisible a los ojos“ (Saint Exupéry).

Libro: “Ética para Amador“ (Fernando Savater).

Referente: “Martin Ravallion”.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies