Los nuevos grupos de interés (V): los proxy advisors

En la era de la sostenibilidad, apoyada en el concepto de “Desarrollo Sostenible”, surge una nueva empresa que adopta un cambio de paradigma dirigido a contribuir a aquel desarrollo, a partir de adaptar sus estrategias, políticas, procedimientos, procesos y operaciones a esta realidad, definida por el impacto que generan sus actividades y sus decisiones en la economía, la sociedad y el planeta.

Esta nueva empresa la proponemos aquí con el nombre de “empresa dispuesta”, y se caracteriza por utilizar una herramienta fundamental para el cambio en el modelo de gestión: la adopción de la RSC, Responsabilidad Social Corporativa como fórmula para que la empresa contribuya al desarrollo sostenible.

Uno de los elementos de gestión que incorpora la RSC, es la gestión de los grupos de interés. Entre ellos encontramos a los empleados, los clientes, los proveedores, los medios de comunicación, las Administraciones Públicas, la comunidad local y, en último término, la sociedad en general.

Pero hay que contemplar a nuevos actores que pueden influir cada vez más en las empresas, los que aquí denominamos como “nuevos grupos de interés”, y que vamos a tratar de identificar y de tratar el impacto que pueden provocar en las empresas, y en lo que atañe a la estrategia de la sostenibilidad adoptando los criterios ASG, Ambiental, Social y de Gobernanza

Vamos a desarrollar un nuevo grupo de interés. “los proxy advisors”.

Son entidades de asesoría que prestan servicios a inversores, principalmente institucionales, de asesoramiento en relación con el ejercicio del derecho de voto derivado de la titularidad de acciones en sociedades cotizadas. Por lo tanto, están especializadas en elaborar recomendaciones de voto sobre los asuntos que una determinada sociedad va a someter a votación en la junta de accionistas.

Estas entidades elaboran informes sobre las sociedades cotizadas, a partir de los asuntos a tratar en el orden del día de la Junta General de Accionistas a celebrarse. Así pues, los accionistas son los clientes de estas entidades.

Pero existen otras entidades, no especializadas, que emiten informes sobre las sociedades cotizadas, como son las ONGs que tratan de asuntos específicos relacionados con aquéllas, respecto a su triple impacto económico, social y medioambiental.

Se podría decir que, aunque no ejercen como ‘proxy advisors’ en sentido estricto, sí que se tienen en cuenta, sobre todo por parte de los accionistas minoritarios. A efectos del objeto del presente artículo, los añadimos como entidades influyentes en el voto de los accionistas.

Los ‘proxy advisors’, se han convertido en una pieza clave del nuevo modelo de gestión corporativa, ya que la transparencia y el marco normativo son los aspectos que más afectan a su actuación, y sus recomendaciones de voto ya cumplen un papel fundamental para los inversores institucionales.

En los últimos años, los inversores institucionales han ganado peso en el capital de las compañías, provocando que la presencia de estos asesores haya aumentado de forma importante.

Son unos aliados de la transparencia y las buenas prácticas empresariales, junto con el aspecto regulador (normativa aplicable al buen gobierno corporativo).

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies