Del estado de SOS a Estado SOStenible (II): el ámbito interno

Estado SOStenible

La empresa que emerge en la nueva era, la era de la sostenibilidad, la que hemos propuesto titular bajo el nombre de “Empresa disponible”, se ha visto en el artículo anterior cómo ha evolucionado en su estrategia, gestión, cultura y comportamiento, con la implementación de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

En el presente artículo se van a proponer diferentes aspectos de su ámbito interno, es decir, aspectos con afectación a la empresa en su identidad, en su organización y en su operativa diaria interna, tanto a nivel profesional como a nivel relacional.

A continuación, se detallan las características de índole interno que explican los diferentes estados descritos en el artículo anterior, el “Estado de SOS” (del que se proviene) y el “Estado SOStenible” (al que se pretende llegar), así como su evolución (la evolución tiene el símbolo “=>”, que indica el cambio de un estado a otro):

  1. El empleado es un recurso y, por lo tanto, un coste => El empleado es una persona y, por ello, supone una inversión a largo plazo.

  2. Los incentivos, si existen, se basan en logros económicos => Los incentivos incorporan logros medioambientales y sociales.

  3. La organización se estructura en forma piramidal y régimen jerárquico => La organización se estructura a partir de un liderazgo transversal y con gestión de equipos y redes.

  4. La empresa sólo se preocupa del cumplimiento normativo vigente para operar => Se incorpora la figura del “compliance”, añadiendo el cumplimiento de la normativa interna que toda la organización debe conocer y cumplir. Incluye prevención de delitos, soborno y corrupción.

  5. La formación es puntual y no planificada, al ser contemplada como un gasto => La formación es prioritaria, se considera una inversión y se planifica de forma anual.

  6. La innovación, si existe, se localiza en un área determinada => La innovación y generación de ideas de mejora es una competencia más de todos los miembros de la organización.

  7. En la selección de personal, se prioriza la capacitación profesional => En la selección de personal se valora tanto la aptitud como la actitud y valores de la persona.

  8. No existe un código de conducta y si existe, no se conoce => Se comunica, previa participación y consenso interno, el código ético o de conducta.

  9. Existe el denominado “efecto ruido”, basado en información no contrastada e informal => Toda la información relevante se comunica a toda la organización, por los medios que aseguren que todo el mundo la ha recibido.

  10. La seguridad y salud laboral es un coste => La prevención de riesgos laborales es una inversión, y supone mejorar el clima laboral y por tanto, la productividad.

Se observa de forma explícita cómo la incorporación de la Responsabilidad Social Empresarial afecta al ámbito interno de la empresa. Se han seleccionado aspectos concretos, con toda probabilidad existen muchos más, pero se ha pretendido un resumen en forma de “decálogo”.

En el próximo artículo veremos las características que definen el ámbito externo (reputación) de la empresa, que explican los diferentes estados descritos y su evolución y transición de uno al otro.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies