Empresa y comunicación externa (II): coherencia

Este es el segundo artículo que aborda la temática relativa a ”La empresa y la comunicación externa”.
La comunicación externa se refiere a un contexto en el que una empresa que tiene incorporada la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, en su estrategia, gestión y operación.

En el capítulo anterior se habló de las características que definen el sentido de la comunicación externa; de los motivos relacionales que motivan la comunicación y sus destinatarios y, por último, de los elementos de gestión afectados y las actuaciones a llevar a cabo para cada elemento.

En el presente artículo se va a proponer el factor de la coherencia como uno de las claves de la gestión de la comunicación externa, bajo la óptica de la RSC.
Según el diccionario de la Real Academia, coherencia significaactitud lógica y consecuente con los principios que se profesan”.

A partir de esta definición, una comunicación externa que aspira a ser coherente, deberá cumplir con los siguientes requisitos que se proponen a continuación, aplicables a los mensajes emitidos por la empresa, los cuales:

– Están alineados con la cultura empresarial.
– Son claros, entendibles e inclusivos.
– Permiten el escrutinio y feedback de los grupos de interés.
– Reflejan el compromiso de los miembros de la organización.
– Son diferenciales por grupos de interés.
– Recogen los avances de la relación con los grupos de interés.
– Están firmados por el emisor del mensaje, indicando su posición interlocutoria.
– Incorporan cláusulas de protección de datos.

El cumplimiento de los requisitos implica, respectivamente, desarrollar las siguientes actuaciones previas, en concreto, definir:

La cultura empresarial: misión, visión, valores, políticas, código ético, etc.
– Un libro de estilo (o similar) e incorporar elementos de comprensión inclusivos.
Indicadores de gestión a incorporar en la rendición de cuentas, que sean verificables.
– Políticas de gestión de la comunicación, y su traslado a toda la organización.
Plataformas de diálogo y comunicación para cada grupo de interés.
Análisis de riesgos y oportunidades para cada grupo de interés.
Portavoces o delegados de comunicación para cada grupo de interés,
– El cumplimiento legal en materia de protección de datos.

La coherencia de la comunicación externa en una organización que aplica la RSC, se puede concluir que es un factor disuasorio del denominado “greenwashing”, en el que la organización comunica a sus grupos de interés un hecho, logro, meta u objetivo alcanzado, el cual difiere mucho de la realidad que, como se ha visto con anterioridad, debe poder ser escrutada para su verificación. Es un ejemplo evidente de incoherencia.

Desde Responsablia, como consultoría especializada en asesoría, formación y sensibilización en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, ayudamos a incorporar e integrar en la estrategia de la organización la RSC y, en concreto, desarrollamos la gestión de la comunicación externa, aplicando soluciones ad-hoc, identificando los grupos de interés y su planificación relacional.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies