El valor compartido (VIII): la comunicación

n23_El valor compartido (VIII)_comunicaciónEn la nueva era, “la era de la sostenibilidad”, aparece una empresa con nuevos rasgos que la definen, que en el blog se propone con el nombre de “empresa disponible”. Como uno de sus elementos distintivos, se incorpora en su misión la indicación de generar valor compartido. Y una consecuencia directa de ello, es la apuesta decidida de la organización por incorporar la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, y su inclusión en su estrategia, gestión y operativa.

En artículos anteriores se han explicado varias implicaciones que provienen de la idea de generar valor compartido. En el presente artículo se analiza otra implicación específica, la comunicación.

La comunicación no es simplemente emitir mensajes, notas de prensa, informes o memorias.

Gracias a la aparición y consolidación global y operativa de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, principalmente la web 2.0 y las redes sociales, la organización establece un diálogo permanente con sus públicos, diferenciados e identificados como grupos de interés. Así puede llegar a conocer sus necesidades, anhelos, requerimientos y expectativas.

En el artículo anterior ya se especificó para cada grupo de interés, la actuación propuesta para cada uno de ellos, bajo la óptica de la generación de valor compartido, aplicando la RSC.

Recopilando todas estas premisas, se pueden proponer una serie de características que debe recoger una correcta comunicación con los diferentes grupos de interés identificados. Serían las siguientes:

  • Comunicación bidireccional, con claros objetivos de beneficio mutuo, reciprocidad e incluso alianzas, sinergias y colaboraciones. Comunicación dialogante.
  • Comunicar la rendición de cuentas, tanto de los logros, progresos y avances como de las dificultades, riesgos y retrocesos en los objetivos previstos iniciales. Comunicación formal.
  • Comunicación didáctica, positiva, constructiva a partir de su actividad, conocimientos, know-how, cultura, experiencia y buenas prácticas. Comunicación pedagógica.
  • Comunicación provocativa, emocional, participativa y generadora de nuevas ideas y esfuerzos para el logro conjunto del Desarrollo Sostenible. Comunicación inspiradora.

Y estos esfuerzos en comunicar de forma dialogante, formal, pedagógica e inspiradora, persiguen una serie de objetivos para la organización. Se proponen los siguientes objetivos de carácter intangible:

  • Generar buena reputación: la prescripción de los grupos de interés.
  • Generar buena imagen de marca: publicidad responsable, marketing con causa, etc.
  • Generar confianza: alineando objetivos propios con los objetivos de la comunidad.
  • Generar credibilidad: alineando comunicación con hechos y realidades.

Se concluye que la comunicación, según las premisas de generar valor compartido, aplicando la RSC, alcanza un nivel estratégico de primer orden. Basta con mencionar la famosa frase, muy citada en charlas sobre comunicación organizacional, que dice así: “Lo que no se comunica, no existe”.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies