Los grupos de interés (XV): el tercer sector

A partir de la aprobación en septiembre de 2015, de la denominada “Agenda 2030” que promueve el Desarrollo Sostenible, desde este blog se propone que estamos en la “era de la sostenibilidad”.

Uno de los actores fundamentales para cumplir con los ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible, definidos en la Agenda Global antes mencionada, es el sector privado en general, y las empresas en particular.

Las empresas, en este contexto, se deben preocupar cada vez más, del impacto que genera su actividad y sus decisiones. Este impacto es triple: económico, social y medioambiental.

Esta empresa que surge a partir de esta triple preocupación, se le propone en este blog con el nombre de “empresa disponible”.

La metodología elegida de forma general para contribuir al desarrollo sostenible es aplicando en su estrategia y gestión la RSC, Responsabilidad Social Corporativa. Se integra en toda la organización, estableciendo planes y programas con sus respectivos objetivos y metas.

Uno de los aspectos que aborda la RSC es la gestión de los grupos de interés, que cada organización debe de identificar, priorizar y abordar las relaciones que debe mantener con cada uno, aplicando diferentes fórmulas de comunicación y contacto.

El grupo de interés que se analiza en el presente artículo es “El Tercer Sector”.

El tercer sector es aquel formado por organizaciones con personalidad jurídica propia, inscritas en un registro público, que no tienen ánimo de lucro al reinvertir sus beneficios en la propia actividad, y que son de titularidad privada.

Mientras que el Tercer Sector busca apoyo financiero en el sector privado, las empresas están interesadas en las ONG, asociaciones o fundaciones para generar mayor impacto social y así mejoran su reputación corporativa e imagen de marca.

Esta es la relación que se produce de forma generalizada pero desde aquí se propone dar un paso más, vinculando el ODS nº 17: “Alianzas para lograr los Objetivos” a los planes y programas de impacto social y ambiental.

Una alianza entre una empresa y una organización del tercer sector, en el contexto de la Agenda 2030, se establece para un apoyo mutuo. Así, se vincula el ODS elegido (uno o varios) ya sea bien por el sector de actividad de la empresa, o bien por la decisión mayoritaria de los empleados de la empresa, con la actividad social y/o ambiental que realiza la organización del tercer sector.

La colaboración puede generar resultados tales como una “joint venture”, una producción específica para el segmento de mercado al que se incide, un voluntariado corporativo, una innovación concreta, aportaciones dinerarias y en especie, eventos compartidos, campañas concretas, etc.

Se propone también monitorizar en mayor o menor medida los resultados de esta colaboración, con indicadores de medición y, además, su comunicación y su difusión para los grupos de interés que se relacionan con los actores implicados.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies