Una nueva conciencia (V): consumo

En la nueva era, definida con uno de sus características que la definen, “la era de la sostenibilidad”, implica aunar esfuerzos para el desarrollo sostenible. Y a partir de este objetivo, aparece un nuevo ciudadano, que se adhiere al mismo en su día a día, y que desde aquí le proponemos el siguiente nombre: “ciudadano moral”.

La adhesión a este objetivo se lleva a cabo a partir de adoptar una nueva conciencia, basada en el impacto que su actividad y comportamiento diarios generan en la sociedad y en el medio ambiente.

Una de las implicaciones que tiene esta nueva conciencia para el nuevo ciudadano se materializa en la forma de consumo que, siguiendo con la terminología, se podría definir como “nuevo consumo”.

Se proponen una serie de factores de análisis que inciden en la nueva manera de consumir. Son los siguientes:
Análisis de productos.
Análisis de organizaciones.
Análisis de formas de producción.

Se proponen una serie de características que definen cada una de las variables propuestas, que influyen en las decisiones de consumo del nuevo ciudadano. Se exponen a continuación:

Para el análisis de productos
Productos de comercio justo (sellos de certificación).
Productos con información validada (sobre uso, ahorro, seguridad, DD.HH., contenido, etc.).
Productos de marketing con causa (parte del dinero es para causas sociales).
Marcas responsables y/o sostenibles.

Para el análisis de organizaciones
– Aplican la denominada “economía circular”.
– Aplican la RSC, Responsabilidad Social Corporativa (p.e.: BCorp, certificación gestión RSC, etc.).
– Emiten memoria de sostenibilidad, con escrutinio de los grupos de interés.
Participan en la vida comunitaria (en foros de sostenibilidad, apoyan a ONGs con proyectos, etc.).

Para el análisis de formas de producción
Organizaciones de economía social: cooperativas, cadena híbrida de valor, etc.
Organizaciones de economía colaborativa: compartir información de producción y consumo.
Organizaciones que promueven el consumo colaborativo: a través de apps.
Organizaciones que promueven el “pago por uso” y no el “pago por la propiedad”.

Este comportamiento modifica sustancialmente la manera de pensar de las organizaciones, que incorporan la RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad en su estrategia, gestión y operativa diaria, para dar respuesta al nuevo ciudadano que, como se acaba de constatar, tiene nuevos elementos de decisión a la hora de comprar/consumir/usar los productos/servicios que se ponen en el mercado.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies