Ideario (IX): ser servicial

En septiembre de 2015, se aprueba por unanimidad en la ONU la Agenda 2030, en la que se establecen 17 ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este hecho define a la sociedad actual, con objetivos y metas en materia de sostenibilidad, midiendo el impacto generado en la economía, en la sociedad y en el planeta.

Bajo este contexto, surge y se afianza la figura de un nuevo ciudadano, comprometido con el desarrollo sostenible, al que denominamos en este blog como “Ciudadano Moral”.

Para desarrollar este compromiso, a través de comportamientos, actitudes y acciones, se dota de un ideario, formalizado con 10 nociones fundamentales. En este blog se analizan de forma individualizada.

La novena noción del ideario del nuevo ciudadano es la siguiente: “ser servicial”.

Servicial significa, según el diccionario, por un lado “Que sirve con cuidado, diligencia y obsequio”; por otro lado “Pronto a complacer y servir a otros”.

La acepción que utilizamos con respecto al verbo “servir” es la de “Aprovechar, valer, ser de utilidad”.

El propósito que guía al nuevo ciudadano es el de promover y difundir entre sus semejantes el desarrollo sostenible, en todas sus variantes de acción, en todos los sectores de actividad, en todas sus manifestaciones, ideas, investigaciones o manifiestos.

Y por ello el nuevo ciudadano deberá ser servicial, es decir, será de utilidad y, para lograrlo, proponemos diversas fórmulas en forma de actuaciones a desarrollar:

  • Establecer objetivos y metas de sostenibilidad a conseguir en sus comportamientos cotidianos, de forma permanente.
  • Desarrollar investigaciones, ideas y, en general, nuevo conocimiento en sostenibilidad a partir de, entre otras opciones, las mejores prácticas observadas, la innovación socialmente responsable o la experimentación compartida.
  • Colaborar con causas, propuestas, acciones y otro tipo de manifestaciones solidarias, inclusivas y compartidas, de forma voluntaria y desinteresada.
  • Comunicar en redes sociales todo lo anterior, los logros alcanzados y los retos pendientes, junto con las lecciones aprendidas y sus conclusiones.

Es seguro que existen múltiples formas de desarrollo de la vocación de servicio que, sin duda, define al nuevo ciudadano. Basta con diferenciarlas a partir de:

  • Sus roles: familiar, profesional, etc.
  • Sus aficiones: ocio, deportes, cultura, etc.
  • Sus referentes: organizaciones, personas, frases, etc.

Y la suma de estas manifestaciones de servicio conforman una sociedad donde el bien común no sólo tiene cabida, sino que es uno de sus pilares fundamentales.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies