Monthly Archives agosto 2019

Los nuevos grupos de interés (VII): los prescriptores

En la era de la sostenibilidad, definida desde septiembre de 2015 por la Agenda 2030, a partir de la aprobación en la ONU de los ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Bajo este contexto, emerge una nueva empresa, que aquí la proponemos con el nombre de “empresa dispuesta”, cuya gestión viene determinada por la alineación con los ODS antes mencionados, para intentar ser reconocida por la sociedad como una empresa socialmente responsable.

Este reconocimiento le viene dado por los diferentes grupos de interés con los que la empresa se relaciona e interactúa, que la empresa gestiona debidamente para conocer sus anhelos, necesidades, requerimientos y prioridades.

Para conseguirlo, la empresa adopta la RSC, Responsabilidad Social Corporativa, en su estrategia, gestión y operación. Un aspecto a destacar es la definición de la comunicación y la relación a establecer con ellos, de forma fluida y permanente.

Bajo estas premisas, desde este blog se pretende mencionar nuevos grupos de interés que están emergiendo en una realidad marcada por las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, las aplicaciones móviles, internet y las redes sociales.

Estos “nuevos grupos de interés”, aunque a veces no se traten según la definición cómo tales, son personas o grupos que, por sus características, se deben poner en valor a la hora de gestionar la sostenibilidad.

Vamos a desarrollar un nuevo grupo de interés. “los presciptores”.

Ser prescriptor implica recetar, recomendar, sugerir o aconsejar. En el contexto que nos ocupa, son las personas que “hablan muy bien de nuestra marca y de nuestra empresa”.

Los principales prescriptores se encuentran en los empleados y en los clientes. Pero el resto de los grupos de interés “tradicionales” también pueden serlo.

De los empleados, es ideal localizar a los “AILs” (Authentic Informal Leaders) y dentro de los clientes, es ideal localizar a los “prosumidores”. De ambos ya hemos hablado en anteriores posts en este blog.

Existen dos métodos para promover la existencia de prescriptores:

  • Bajo una compensación: económica, promocional o de otro tipo.
  • Bajo una convocatoria de participación: concurso, gamificación, acción social, etc.

También existen de forma natural, es decir, dan sus opiniones en diferentes webs, blogs, foros, redes sociales, etc., de forma altruista, debido a una buena experiencia como empleado o como cliente principalmente.

Es la mejor manera de ser reconocido como marca y/o empresa socialmente responsable. Es el objetivo último de la consideración y la gestión de este nuevo grupo de interés.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Ideario (VII): ser constructivo

En “la era de la sostenibilidad”, que se inicia con la aprobación en septiembre de 2015 de la Agenda 2030, a partir de los ODS, ‘Objetivos de Desarrollo Sostenible’, surge un nuevo ciudadano aquí propuesto con el nombre de “Ciudadano Moral”, que apoya, defiende, contribuye y promueve el desarrollo sostenible.

En el desarrollo de esta actividad vital, el nuevo ciudadano se apoya en un ideario, a modo de guía, en el que figuran 10 ideas fundamentales. Las estamos analizando de forma individual.

La séptima idea del ideario del nuevo ciudadano es la siguiente: “ser constructivo”.

Ser constructivo significa, según el diccionario, y a efectos del contexto antes explicado “Que construye o sirve para construir, por oposición a lo que destruye”; construir es “Hacer algo utilizando los elementos adecuados”.

El desarrollo sostenible se basa, en su definición más reducida y genérica, en modificar los actuales patrones de producción y de consumo, basados en la ineficiencia y uso excesivo de los recursos, por una nueva manera de hacer, en el que evitamos el deterioro social y ambiental y, por tanto, su progresiva destrucción.

Ser constructivo tendrá, por todo lo expuesto hasta aquí, una doble repercusión:

Una oposición a las prácticas del consumismo desaforado, mediante la construcción de un nuevo “know-how” global, pero con acción local, que es la suma de los esfuerzos individuales en cada comunidad.

Una apuesta de valor compartido, aunando esfuerzos y estableciendo alianzas, en el que impera el compartir conocimientos, habilidades y capacidades para superar las dificultades, siendo optimista por naturaleza buscando siempre soluciones.

La tolerancia a la opinión contraria, a la oposición de la ‘sinrazón’, es un ingrediente fundamental desarrollado por el nuevo ciudadano, apoyado en este ideal, en el que no cabe el desánimo, ya que las dificultades se consideran retos a superar. Y siendo constructivo, y apoyado entre sus iguales, el nuevo ciudadano las supera, no sin esfuerzo.

Este ideal, por tanto, no es menor, pues supone, como se ha visto, una vitamina fundamental en su actividad diaria, reforzado por el creciente número de nuevos ciudadanos que se apoyan para lograr el fin común que es el promover en la sociedad el desarrollo sostenible.

Ser constructivo, en definitiva, es parte inequívoca de la manera de ser del nuevo ciudadano, pues entre todos ellos promueven el construir una nueva realidad, pensando en las nuevas generaciones para que hereden un planeta, una sociedad y una economía más sostenibles.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Entrevista a: Álvaro Goicoechea

Álvaro Goicoechea, Director de FAIRTRADE IBÉRICA

Álvaro tiene amplia experiencia en diferentes sectores (Gran Consumo, Distribución, Inmobiliario, Fundaciones) con diversas funciones en Marketing, Comunicación, Trade y Gestión,  Planificación Estratégica y Gestión Comercial en compañías multinacionales líderes. Distintos targets trabajados: infantil, adulto, familia, empresas, Administraciones Públicas.

Entrevista:

Responsablia: ¿Cómo te defines a nivel personal y a nivel profesional?

Álvaro Goicoechea: Gran capacidad de adaptación, orientación al cliente, pensamiento estratégico y habilidades de organización en diferentes posiciones, diversos mercados y entornos empresariales en constante cambio. Gestión orientada a resultados, toma de decisiones, carácter resolutivo y gestión de equipos.

Responsablia: Como Director de Fairtrade Ibérica, ¿Cómo valoras el ODS 12 “Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”? ¿Crees que España está en la buena dirección para cumplir con este ODS en 2030? ¿Qué medidas consideras imprescindibles desarrollar en España para poder lograrlo?

Álvaro Goicoechea: El ODS 12 con respecto a otros ODS presenta un concepto relativamente sencillo: Fomentar el uso eficiente de los recursos que no dañen el medioambiente y crear una mejor calidad de vida para todos. Concepto relativamente fácil de entender pero que a su vez presenta uno de los cambios más importantes dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Además el ODS 12 impulsa todos los demás Objetivos de Desarrollo Sostenible, desde la pobreza cero hasta la paz y la justicia.

En España Fairtrade lucha por no centrar toda la responsabilidad en el origen de los productos y en los Fabricantes; es responsabilidad de todos que el desarrollo sea sostenible y duradero, desde un pequeño productor de Colombia hasta un consumidor de Barcelona, desde una trabajadora de la industria textil de la India hasta una tienda de alimentación de Cádiz. Debemos implementar medidas en España para que cada elección que hagamos como productor, fabricante, distribuidor consumidor y ciudadano tenga un impacto en el medioambiente y en la sociedad. Consumo responsable no es ni más ni menos que darse cuenta de que tenemos el poder de ayudar a cambiar el mundo a través de las decisiones que tomamos todos los días.

Responsablia: En tu opinión, ¿Cómo acelerar los procesos de producción dirigidos a incorporar la economía circular? ¿Ayudaría el establecer tasas o impuestos por generación de desechos o uso ineficiente de los recursos, por ejemplo? ¿Qué papel juegan factores tales como las nuevas tecnologías, la eco-innovación o las alianzas y la gestión de la cadena de valor?

Álvaro Goicoechea: Cuando hablamos de consumo sostenible tenemos que remontarnos al origen de los productos. No hay consumo sostenible si no hay producción sostenible, solo así conseguiremos desarrollo sostenible.

Desde Fairtrade luchamos por conseguir que la producción sea cada vez más sostenible tanto en lo económico, social como medioambiental. Sin embargo muchas personas tienen la idea de que promover modalidades de consumo y producción sostenibles pone en riesgo su actual forma de vida y su posición.

Nada más lejos de la realidad, el ODS 12 es la gran oportunidad social, ambiental y económica a la que la humanidad se enfrenta en los próximos años. Una producción sostenible no piensa en el hoy, piensa en el mañana, debemos comenzar a trabajar en satisfacer nuestras necesidades sin comprometer la de las futuras generaciones.

Responsablia: En tu opinión, ¿Cómo favorecer un modelo de consumo más sostenible? ¿Y un modelo de turismo sostenible? ¿Crees que se informa adecuadamente al consumidor sobre las características de la producción y aprovisionamiento de los productos y/o servicios que adquiere? ¿La compra pública sostenible -contratación pública-, es suficiente o hay que añadir medidas complementarias?

Álvaro Goicoechea: Muchas personas solo piensan en una vertiente de la Sostenibilidad, la del medioambiente, pero no debemos olvidarnos que con nuestros actos de compra influimos no solo en el medioambiente sino también en la sociedad. Entre todos podemos trabajar, esforzarnos e incluso invertir recursos económicos pero realmente lo que marcará el futuro de nuestro planeta es la educación. Debemos construir un modelo donde la educación para el desarrollo sostenible alimente un compromiso que se vea reflejado en nuestros actos. Desde ya debemos concienciar a la sociedad de la escasez de los recursos naturales y cambiar nuestras pautas de vida y consumo.

Responsablia: Respecto a Fairtrade Ibérica, ¿Cuáles son sus ejes principales de actuación? ¿Cómo concienciar y sensibilizar a la sociedad para lograr un cambio efectivo hacia una producción y consumo sostenibles? ¿Qué medidas concretas propones, sobre todo en educación básica y en formación superior? ¿Es una utopía o ya existen ejemplos sobre el establecimiento de nuevos estilos de vida para favorecer un desarrollo sostenible?

Álvaro Goicoechea: Fairtrade trabaja a nivel global con todos los actores del planeta para cambiar nuestros estilos de vida, formas de producción,  técnicas de comercio y hábitos de consumo. Solo de manera inclusiva y teniendo todos un papel activo conseguiremos ser  respetuosos con el medioambiente y desarrollar una responsabilidad social. El movimiento se demuestra andando; si cada vez somos más y seguimos responsables con la suficiente frecuencia esto al final tendrá un gran impacto.

Responsablia: Por último, te pedimos que compartas con nosotros una frase, un libro y un referente que te hayan influido en tu desarrollo personal y profesional.

Álvaro Goicoechea: Comparto dos frases aplicables al ámbito personal y profesional.

  • KEEP IT SIMPLE
  • PROMISE AND OVER DELIVER

Libro: “El Perfume” de Patrick Suskind.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Agenda 2030, ODS nº12: producción y consumo sostenibles

La Agenda 2030 está definida a partir de los 17 ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible. Desde esta editorial, los estamos desarrollando de forma individualizada, indicando las metas a alcanzar para cada uno de ellos.

El ODS nº12 lleva por título “Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”.

A continuación, se detallan las metas asignadas para este Objetivo Global:

Aplicar el Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenibles, con la participación de todos los países y bajo el liderazgo de los países desarrollados, teniendo en cuenta el grado de desarrollo y las capacidades de los países en desarrollo.

– De aquí a 2030, lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales.

– De aquí a 2030, reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha.

– De aquí a 2020, lograr la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, de conformidad con los marcos internacionales convenidos, y reducir significativamente su liberación a la atmósfera, el agua y el suelo a fin de minimizar sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente.

– De aquí a 2030, reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización.

Alentar a las empresas, en especial las grandes empresas y las empresas transnacionales, a que adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes.

Promover prácticas de adquisición pública que sean sostenibles, de conformidad con las políticas y prioridades nacionales.

– De aquí a 2030, asegurar que las personas de todo el mundo tengan la información y los conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.

Para ello se deberá:

Ayudar a los países en desarrollo a fortalecer su capacidad científica y tecnológica para avanzar hacia modalidades de consumo y producción más sostenibles.

Elaborar y aplicar instrumentos para vigilar los efectos en el desarrollo sostenible, a fin de lograr un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales.

Racionalizar los subsidios ineficientes a los combustibles fósiles que fomentan el consumo antieconómico eliminando las distorsiones del mercado, de acuerdo con las circunstancias nacionales, incluso mediante la reestructuración de los sistemas tributarios y la eliminación gradual de los subsidios perjudiciales, cuando existan, para reflejar su impacto ambiental, teniendo plenamente en cuenta las necesidades y condiciones específicas de los países en desarrollo y minimizando los posibles efectos adversos en su desarrollo, de manera que se proteja a los pobres y a las comunidades afectadas.

Para conseguir estas metas, proponemos desde aquí, entre otras, las siguientes actuaciones:

  • Que en cada país los ‘Ministerios de Industria y de Consumo’ tengan presupuesto específico para fomentar la producción y el consumo sostenibles.
  • Incorporar criterios de producción sostenible en la contratación pública.
  • Incentivar la economía circular en todos los sectores de la actividad económica.
  • Difundir las mejores prácticas en producción sostenible en cada sector.
  • Penalizar el impacto excesivo de los productos químicos y el uso ineficiente de los recursos naturales empleados, con diferentes instrumentos tributarios o de otro tipo.
  • Educar desde edades tempranas en prácticas de consumo y alimentación sostenibles.
  • Apoyar a las ONGs que trabajan de forma específica el ODS nº12.
  • Establecer desde una organización, programas de RSC relacionados con el ODS nº12.

Desde Responsablia, como empresa asesora en gestión, formación y sensibilización en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, ayudamos a incorporar e integrar la RSC en la estrategia de la organización y, en concreto, a su alineación con los ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible, estableciendo planes, programas y alianzas para su implementación.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies