Monthly Archives enero 2020

Los nuevos grupos de interés (X): los fans/seguidores

La sociedad del siglo XXI está siendo afectada por distintos cambios de paradigma, uno de los más significativos es el de la sostenibilidad.

La era de la sostenibilidad viene definida por la denominada Agenda 2030, a partir de la definición de 17 ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible. Es la explicación por la cual emergen nuevas organizaciones, para aplicar los criterios de sostenibilidad en sus decisiones y actividades.

La nueva empresa emergente, aquí la proponemos con el nombre de “empresa dispuesta”, valora y tienen en cuenta el impacto que genera a la sociedad, la economía y el planeta. Y lo aplican incorporando en su estrategia, gestión y operativa diaria la denominada “RSC, Responsabilidad Social Corporativa”, un modelo de gestión sostenible de las organizaciones.

A la hora de valorar el impacto que genera la actividad de la empresa, se tiene en cuenta la identificación y priorización de los diferentes grupos de interés con los que la empresa interactúa y se relaciona. Supone uno de los principales elementos de gestión de la RSC.

Desde este blog consideramos conveniente y adecuado ampliar los grupos de interés que se consideran comunes a las empresas (clientes, proveedores, empleados, etc.), a otros grupos de interés que surgen a partir de la digitalización de la sociedad.

La digitalización de la sociedad se efectúa a partir del desarrollo de las nuevas TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación, además de la globalización de Internet y las RRSS, Redes Sociales.

Estos nuevos grupos de interés, no siempre siguen de forma exhaustiva la definición de “grupo de interés” en su concepción tradicional, pero, en cualquier caso, si que hay que tenerlos en cuenta a la hora de su incidencia en la gestión de las empresas.

En este capítulo, hablamos de un nuevo grupo de interés, “los fans y seguidores”.

Son las personas que han dado lo que se conoce con el nombre de “like” (me gusta) en una página corporativa de la empresa o en uno de sus productos. Ello implica que le gusta o bien la empresa, o bien el producto que comercializa, respectivamente.

A mayor cantidad de fans o seguidores “virtuales”, supone un reconocimiento que implica una mejora en la reputación corporativa y de la imagen de marca.

A continuación, se proponen una serie de acciones a llevar a cabo para la gestión de este nuevo grupo de interés:

  • Comparativa con la competencia.
  • Acciones de seguimiento (encuestas, opiniones, boletines, etc.).
  • Acciones de promoción (descuentos, sorteos, regalos, etc.).
  • Acciones de fidelización (ofertas y noticias exclusivas, eventos, etc.).
  • Producto: participación en el desarrollo, prueba, innovación, etc.
  • Otras acciones: fan del mes, asistencia a ferias y congresos, etc.

Velar por la continuidad de este grupo de interés es una prioridad de la empresa.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Empresa disponible

Ideario (X): ser excelente

En la actualidad, la sociedad está inmersa en cambio profundos, uno de ellos es la sostenibilidad. El cambio de paradigma viene definido por la denominada Agenda 2030, a partir de 17 ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En estas circunstancias, surge la figura de un nuevo ciudadano, preocupado y concienciado con esta nueva realidad, al que denominamos desde aquí como “Ciudadano Moral”.

Para poner en práctica sus anhelos y necesidades, según lo definido en los párrafos anteriores, el nuevo ciudadano se dota de un ideario, que consta de 10 nociones fundamentales. En este blog se están analizando de forma individualizada.

La décima y última noción del ideario del nuevo ciudadano es la siguiente: “ser excelente”.

Excelente significa, según el diccionario, “una persona que sobresale por sus óptimas cualidades”.

En función de esta definición, conviene aclarar el significado de “óptimo” que, según el diccionario, significa “Sumamente bueno, que no puede ser mejor”.

El nuevo ciudadano, a partir de sus preocupaciones, anhelos, expectativas, necesidades y requerimientos, demanda que los diferentes actores actúen bajos criterios de sostenibilidad. Ello implica que dichos actores, con sus decisiones y actividades, valoren cómo impactan en la economía, la sociedad y el planeta.

Y ello implica adoptar esta noción del ideario del nuevo ciudadano en su máxima expresión, es decir, se tiene que llegar al óptimo a partir de la denominada “mejora continua”, en la que las actividades y sus procesos son analizados para alcanzar excelentes criterios de eficacia (la capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera), y eficiencia (cumplir un trabajo o función a la perfección).

Por lo tanto, las actitudes, comportamientos y acciones llevadas a cabo por el nuevo ciudadano, que aplica en su vida diaria, en sus diferentes roles (personal, familiar, profesional, etc.), adoptan criterios de sostenibilidad, teniendo en cuenta la mejora continua para intentar alcanzar la excelencia.

El desarrollo sostenible, por lo tanto, será la suma de las acciones tanto de las personas como de las organizaciones (sector público, sector privado, tercer y cuarto sector), en el que las mismas se desarrollan teniendo en cuenta los criterios de excelencia. Ello implica tener en cuenta, para cada acción a llevar a cabo:

  • Los resultados a alcanzar, sus objetivos y metas.
  • La organización de equipos y el estilo de liderazgo.
  • Los procesos a llevar a cabo, su metodología y cronología.
  • La implicación de las personas que intervienen.
  • El proceso continuo de aprendizaje, innovación y mejora.
  • El desarrollo de alianzas con otros actores.

El fin es la sostenibilidad, y el medio es la gestión de las acciones a partir del logro de la excelencia.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Ciudadano moral

Entrevista a: Roberto Aquerreta

Roberto Aquerreta, cofundador de la “Asociación Territorios Vivos”

Roberto es un experto en sostenibilidad, medio ambiente y espacios protegidos.

Le atraen especialmente las áreas de montaña y los modelos de desarrollo local basados en la conservación.

En su trabajo valora especialmente la libertad de acción, la multidisciplinariedad y el contacto con otras personas y con el medio natural.

Entre otros títulos formativos, es Licenciado en Economía por la Universidad Pública de Navarra; Máster en Política y Gestión Medioambiental por la Universidad Carlos III de Madrid; Máster en Espacios Naturales Protegidos por la Universidad Complutense de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid y Universidad de Alcalá; Curso de Liderazgo e Innovación en Entidades No Lucrativas por ESADE Business School de Madrid y Postgraduate Diploma in Sustainable Mountain Development by University of the Highlands and Islands; Centre for Mountain Studies, Perth, Escocia.

Ha sido, entre otros cargos y responsabilidades, Coordinador de Relaciones Institucionales de ENDESA Cogeneración y Renovables; Responsable de Medio Ambiente de Enel Green Power España; Consultor del Proyecto Empleo y Biodiversidad en España de Fundación Biodiversidad Madrid y Socio Fundador y Director del proyecto “LaSalbaje”.

Es Co-fundador y miembro de la Junta Directiva de la “Asociación Territorios Vivos”, organización dedicada a plantear soluciones ambientales desde la colaboración social.

Además, es colaborador técnico en organizaciones como WWF España, Asociación Trashumancia y Naturaleza, Pangea Consultores, KOAN Consulting, Fundación IPADE, Grupos de Trabajo del Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) y de Red Rural Nacional.

Entrevista:

Responsablia: ¿Cómo te defines a nivel personal y a nivel profesional?

Roberto Aquerreta: Me defino como una persona creativa, amante de la naturaleza, con un punto idealista y romántico en el sentido clásico del término y que cree en que la solución a los problemas socioambientales actuales solo puede venir de la colaboración y cooperación entre diferentes.

Actualmente trabajo como consultor freelance, experto en sostenibilidad en áreas de montaña y espacios protegidos.

Responsablia: Como miembro de la Junta Directiva de la ‘Asociación Territorios Vivos’, ¿Cómo valoras el ODS nº15 “Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad” ? ¿Crees que España podrá cumplir con este ODS en 2030? ¿Qué medidas consideras imprescindibles desarrollar en España para poder lograrlo?

Roberto Aquerreta: Desde nuestro punto de vista, este objetivo es central ya que no solo descansan sobre él buena parte del conjunto de los ODS, sino que recoge la noción de sostenibilidad en su concepción más fuerte, es decir: asegurar un desarrollo que no implique la degradación de los ecosistemas que lo sustentan y, además, que permita recuperarlos.

En cuanto a nuestra capacidad para cumplir con este ODS en 2030, personalmente creo que es muy difícil hacerlo en toda su dimensión a no ser que se planteen cambios profundos en nuestros modelos de producción y consumo que, además, deberían abordarse desde una perspectiva global.

No hay más que entrar en el detalle de este objetivo para darse cuenta de que es revolucionario: integrar el valor de los ecosistemas y la diversidad biológica en la planificación nacional y local o detener la pérdida de biodiversidad y evitar la extinción de especies amenazadas, entre otros aspectos.

Ya sabemos que estamos inmersos en la sexta extinción masiva de especies en la historia de la vida en la Tierra y lo estamos haciendo realmente bien, a una tasa de entre 1.000 y 10.000 veces superior a la normal. Literalmente, docenas de especies desaparecen cada día y se estima que, para mitad de siglo, podemos haber perdido hasta el 50% de las especies conocidas. Merece la pena recordar una cita del biólogo estadounidense Edward O. Wilson, “si hay un peligro en la historia humana no es tanto la supervivencia de nuestra propia especie sino en la culminación de la ironía última de la evolución: que en el instante de alcanzar la comprensión de sí misma a través de la mente humana, la vida en la Tierra haya condenado sus creaciones más bellas”.

¿Qué medidas considero imprescindibles? En lo global, políticas audaces que prioricen el bien común sobre los intereses sectoriales, basadas en el conocimiento científico. Y en lo local, ser plenamente conscientes de cómo nuestras decisiones cotidianas afectan a nuestro entorno y actuar en consecuencia.

Responsablia: En tu opinión, ¿Cómo involucrar a la sociedad en general, a las comunidades locales, a los medios de comunicación, etc., para ayudar a cumplir con este ODS? ¿Cómo generar alianzas público-privadas o con entidades de la sociedad civil que ayuden a ese cumplimiento?

Roberto Aquerreta: Creo que lo primero es hacer partícipe a la sociedad sobre cómo se pueden generar soluciones desde lo local. En los últimos años se ha hecho un esfuerzo considerable en información y en sensibilización, pero no se han dedicado muchos esfuerzos en promover soluciones prácticas y motivadoras desde el nivel individual y comunitario.

En cuanto a los medios de comunicación, desde mi punto de vista el enfoque catastrofista con el que a menudo se abordan las noticias relacionadas con el estado de nuestro planeta es eficaz para llamar la atención, pero escasamente efectivo a la hora de promover soluciones. Por ello creo que es necesario bajar la problemática al terreno, saber por ejemplo como está afectando el cambio climático a un pueblo, a una comarca, con datos cercanos, ciertos y, a partir de ahí, promover acciones desde el colectivo, movilizar ese potencial latente.

La generación de alianzas público-privadas o con la sociedad civil creo que será más fácil una vez sepamos todas las partes cual es nuestra cuota de responsabilidad en el problema y cómo podemos contribuir a la solución desde nuestras posiciones y capacidades. Estoy seguro de que nadie, ni la empresa más depredadora del mundo, querría responsabilizarse de la pérdida de una especie concreta o de generar efectos irreversibles en la atmósfera. El primer paso es comprender como nuestras acciones afectan al colectivo y a nosotros como personas, como comunidad y como organización en un viaje de ida y vuelta.

Responsablia: En tu opinión, ¿Cuáles son los grupos de interés afectados por el ODS nº 15? ¿Qué papel puede y debe jugar el sector privado? ¿Qué fórmula de financiación es más sostenible, los inversores, la filantropía, el compromiso con este ODS, etc.?

Roberto Aquerreta: Bueno, creo que siendo un objetivo bastante transversal, los afectados en primera línea son las comunidades locales, a quienes más pueden afectar los procesos de desertificación, degradación de suelos, deforestación, etc. En una economía globalizada, se dan procesos de extracción de recursos por parte de agentes externos desde ecosistemas que, en primer lugar, son el sustento de economías locales. Y con menor capacidad de generar bienes y servicios ambientales, menor capacidad de sostener modelos de producción sostenibles.

El papel del sector privado debe comenzar en reconocer su cuota de responsabilidad y a partir de ahí, asumir objetivos ambiciosos y movilizar energías tanto en el propio sector como fuera de él. La capacidad de reacción del sector privado en muchos casos es sensiblemente más alta que la de la propia administración y con alineamiento y coherencia creo se pueden conseguir muchas cosas.

En cuanto a las fórmulas de financiación más convenientes para cumplir este objetivo, creo que todas las opciones son necesarias. Pero más allá de financiación concreta lo interesante es que el mundo financiero alinee sus inversiones a los retos ambientales. El crecimiento de los bonos verdes es un ejemplo de ello, pero también el Marco de Financiación Verde Europeo, o el compromiso de determinados inversores y bancos de no invertir en determinados proyectos por su alto impacto ambiental.

Responsablia: Respecto a la ‘Asociación Territorios Vivos’, ¿Cuáles son sus ejes principales de actuación? ¿Cómo propone educar y concienciar a las generaciones presentes y futuras, para la conservación de nuestra biodiversidad?

Roberto Aquerreta: La Asociación Territorios Vivos es una organización independiente y sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad desde el reconocimiento del valor de los ecosistemas y de la implicación social en su conservación. Contamos con cuatro líneas de acción principales: sensibilización y voluntariado ambiental, cooperación internacional para la sostenibilidad, resiliencia territorial y actividades productivas sostenibles y conservación de la biodiversidad.

Creemos que la mejor manera de concienciar es promoviendo la implicación y el compromiso: involucrarnos en el cuidado de nuestro entorno más cercano y sabiendo que cualquier acción, por pequeña que sea, es importante.

Responsablia: Por último, te pedimos que compartas con nosotros una frase, un libro y un referente que te hayan influido en tu desarrollo personal y profesional.

Roberto Aquerreta:

Frase: “Más que por el planeta que queremos dejar a nuestros hijos, debemos preocuparnos por los hijos que queremos dejar a este planeta”.

Libro: “El Barón Rampante”, de Italo Calvino. Un canto a la libertad y al compromiso.

Referente: Quisiera apuntar dos: ‘Félix Rodríguez de la Fuente’, un inspirador para los de nuestra generación e ‘Yvon Chouinard’, fundador de “Patagonia”, una de las empresas más comprometidas del mundo y capaz de movilizar energías a todos los niveles.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Agenda 2030, ODS nº15: biodiversidad

La Agenda 2030 la conforman los 17 ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible. Desde esta editorial, estamos explicando las metas acordadas a alcanzar para cada Objetivo Global.

El ODS nº15 lleva por título “Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad”.

A continuación, se detallan las metas asignadas para este Objetivo Global:

  • Para 2020, velar por la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce y los servicios que proporcionan, en particular los bosques, los humedales, las montañas y las zonas áridas, en consonancia con las obligaciones contraídas en virtud de acuerdos internacionales.
  • Para 2020, promover la gestión sostenible de todos los tipos de bosques, poner fin a la deforestación, recuperar los bosques degradados e incrementar la forestación y la reforestación a nivel mundial.
  • Para 2030, luchar contra la desertificación, rehabilitar las tierras y los suelos degradados, incluidas las tierras afectadas por la desertificación, la sequía y las inundaciones, y procurar lograr un mundo con una degradación neutra del suelo.
  • Para 2030, velar por la conservación de los ecosistemas montañosos, incluida su diversidad biológica, a fin de mejorar su capacidad de proporcionar beneficios esenciales para el desarrollo sostenible.
  • Adoptar medidas urgentes y significativas para reducir la degradación de los hábitats naturales, detener la pérdida de la diversidad biológica y, para 2020, proteger las especies amenazadas y evitar su extinción.
  • Promover la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos y promover el acceso adecuado a esos recursos, como se ha convenido internacionalmente.
  • Adoptar medidas urgentes para poner fin a la caza furtiva y el tráfico de especies protegidas de flora y fauna y abordar la demanda y la oferta ilegales de productos silvestres.
  • Para 2020, adoptar medidas para prevenir la introducción de especies exóticas invasoras y reducir de forma significativa sus efectos en los ecosistemas terrestres y acuáticos y controlar o erradicar las especies prioritarias.
  • Para 2020, integrar los valores de los ecosistemas y la diversidad biológica en la planificación nacional y local, los procesos de desarrollo, las estrategias de reducción de la pobreza y la contabilidad.

Para ello se deberá:

  • Movilizar y aumentar de manera significativa los recursos financieros procedentes de todas las fuentes para conservar y utilizar de forma sostenible la diversidad biológica y los ecosistemas.
  • Movilizar un volumen apreciable de recursos procedentes de todas las fuentes y a todos los niveles para financiar la gestión forestal sostenible y proporcionar incentivos adecuados a los países en desarrollo para que promuevan dicha gestión, en particular con miras a la conservación y la reforestación.
  • Aumentar el apoyo mundial a la lucha contra la caza furtiva y el tráfico de especies protegidas, en particular aumentando la capacidad de las comunidades locales para promover oportunidades de subsistencia sostenibles.

Para conseguir estas metas, proponemos desde aquí, entre otras, las siguientes actuaciones:

  • Para cada país, dotar de un Ministerio o Dirección General específica con dotación presupuestaria para acometer los retos derivados del ODS nº 15.
  • Promover la contratación pública bajo criterios de sostenibilidad, en lo referente a las actuaciones en materia de gestión de los ecosistemas terrestres, los ecosistemas interiores de agua dulce y los servicios que proporcionan, en particular los bosques, los humedales, las montañas y las zonas áridas.
  • Proponer medidas legislativas coercitivas, incluso penales, para la lucha contra la caza furtiva y el tráfico de especies protegidas de flora y fauna.
  • Establecer alianzas público privadas y/o con entidades de la sociedad civil (entidades del tercer sector) para acometer los retos derivados del ODS nº 15.
  • Incentivar la investigación en las materias relacionadas con el ODS nº 15.
  • Educar desde edades tempranas en el conocimiento de las mejores prácticas en las materias relacionadas con el ODS nº 15.
  • Apoyar a las ONGs que trabajan de forma específica el ODS nº15.
  • Establecer desde una organización, programas de RSC relacionados con el ODS nº15.

Desde Responsablia, como empresa asesora en gestión, formación y sensibilización en materia de RS&S, Responsabilidad Social & Sostenibilidad, ayudamos a incorporar e integrar la RSC en la estrategia de la organización y, en concreto, a su alineación con los ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible, estableciendo planes, programas y alianzas para su implementación.

Publicado por Emilio Moral  |  0 Comentarios  |  en Responsablia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies